La juez abre sumario al futbolista Santi Mina por presunta agresión sexual en 2017

La jueza concluye la instrucción afirmando que existen indicios suficientes para acusarlo a él y a un amigo del delantero que actualmente milita en el Gimnàstic

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Vera (Almería) ha acordado continuar el procedimiento penal abierto en junio de 2017 contra los jugadores de fútbol Santi Mina y David Goldar, a quienes se acusa indiciariamente de agredir sexualmente a una joven en Mojácar.

La jueza ha resuelto dictar auto de incoación de sumario, de fecha 22 de noviembre, a instancias del Ministerio Fiscal, después de dar por concluida la fase de instrucción de la causa y concluir que existen indicios suficientes para que ambos vayan a juicio, según han confirmado a Europa Press fuentes judiciales.

Mina, que actualmente juega en Primera División en las filas del RC Celta, fue detenido en junio de 2017 en el municipio de Mojácar después de que la víctima denunciase ante la Guardia Civil que le había sometido a tocamientos.

En concreto, relató que la presunta agresión sexual se produjo cuando estaban en una caravana con un amigo del delantero, el futbolista David Goldar, con el que había pasado la noche en un local de copas y también investigado en la causa. Goldar milita actualmente en el Gimnàstic de Tarragona.

La joven también afirmó que el atacante de Vigo había entrado desnudo en el vehículo y que había intentado mantener relaciones sexuales con ella, las cuales, finalmente, no se llegaron a producir.

Tras producirse la detención en junio de 2017 y el posterior paso a disposición judicial, desde el entorno del jugador del Celta confirmaron la veracidad del asunto, pero aseguraron que ha habido “una versión exagerada” de los hechos por parte de la joven que denunció.