El final de la legislatura hace decaer el proyecto para paliar los efectos de la quiebra de Thomas Cook

Las enmiendas que el Congreso incorporó para mejorar las ayudas por la quiebra del turoperador Thomas Cook han quedado sin efecto al decaer el proyecto de ley remitido al Senado por falta de tiempo para tramitarlo, una decisión que ha rechazado el senador de Coalición Canaria Fernando Clavijo.

La Diputación Permanente de la Cámara Alta ha aprobado, con el único voto en contra de Clavijo, el informe de dación de cuentas sobre la actividad llevada a cabo por este órgano desde la disolución de las Cortes, donde se hace constar que el proyecto de ley decae por el fin de la XIII Legislatura.

Antes de votar, Clavijo ha tomado la palabra para denunciar que el Gobierno no ha querido “mover ni un ápice” para dar mayor cobertura ante la quiebra del turoperador británico y ha lamentado que el Ejecutivo no haya tenido “ningún tipo de voluntad” para “dar salida” a los problemas generados en Canarias por este problema.

El presidente del Senado, Manuel Cruz, le ha aclarado que la Mesa había acordado que la iniciativa decaía por una “cuestión técnica” ya que llegó al Senado, remitida por el Congreso, el pasado viernes, de manera que no se publicó hasta el sábado.

La legislatura acaba este lunes y por ello no ha habido tiempo para que el Senado debata, a través de su Diputación Permanente, las enmiendas que los senadores pudieran presentar al texto de la Cámara Baja, el cual a su vez ya había incorporado enmiendas al decreto ley aprobado en su día por el Gobierno y convalidado el 22 de octubre.

De esta manera, las medidas para compensar la quiebra se mantendrán en vigor como hasta ahora, tal y como las aprobó el Ejecutivo socialista en el decreto ley.