Hungría no participará en Eurovisión por considerarlo “demasiado gay”

El Gobierno de Viktor Orbán apuesta solo por las familias tradicionales y se opone al matrimonio de parejas del mismo sexo

A falta medio año para que se celebre el Festival de Eurovisión la polémica está servida: Hungría no participará en el próximo concurso del 2020 porque considera el evento “demasiado gay”, según informa ‘The Guardian’.

El Gobierno de Viktor Orbán, de ultraderecha, considera que el certamen eurovisivo tiene un excesivo tinte homosexual, según se desprende de las declaraciones al periódico británico de los representantes de la cadena pública estatal MTVA, que afirman que entre los empleados existe la creencia de que la cultura gay del festival está detrás de la retirada.

El Gobierno húngaro apuesta solo por las familias tradicionales y, entre otras cosas, se opone al matrimonio de parejas del mismo sexo, pero es probable que nunca reconozca en público los motivos oficiales de la retirada y alegue problemas económicos o políticos, algo que sí es habitual.

Aunque sin pronunciamiento de Orbán, esta decisión se suma a la línea de no apoyar los eventos del Orgullo en Budapest ni los que estén relacionados con el LGTBI+Q.

También hay que tener en cuenta que este año algunos comentaristas televisivos han tachado Eurovisión de “flotilla homosexual” y han asegurado que sería bueno para la salud mental no participar en el festival.

En 2019 el país, representado por el cantante Pápai Joci, no logró clasificarse para la final.