La Audiencia Nacional investiga la presencia de espías rusos en Cataluña durante el ‘procés’

Las pesquisas se centran en un grupo militar de élite al que varios países vinculan con maniobras de desestabilización en Europa

El juez Manuel García-Castellón de la Audiencia Nacional ha abierto una investigación sobre las presuntas actividades en Cataluña de un grupo ligado a los servicios de inteligencia rusos durante el ‘procés’, según informa el diario ‘El País’. La investigación se centra en un grupo militar de élite llamado Unidad 29155, al que varios países vinculan con supuestas maniobras de desestabilización en Europa.

El magistrado, que es el mismo que instruye el macrosumario contra el independentismo radical en varias piezas, como la de los CDR a los que se les intervino material explosivo, mantiene en secreto las diligencias previas.

La existencia de este grupo militar ruso se dio a conocer mundialmente cuando ‘The New York Times’ publicó un amplio reportaje sobre la supuesta implicación de sus agentes en algunas acciones a nivel mundial, como el envenenamiento del exespía ruso Serguéi Skripal y su hija en Reino Unido. El diario norteamericano les atribuye además una campaña de desestabilización en Moldavia y un golpe de Estado frustrado en Montenegro, entre otras cosas.

El supuesto objetivo de esta unidad sería desestabilizar Europa y estaría formada por combatientes expertos en asesinato y sabotaje condecorados en guerras como las de Afganistán, Chechenia y Ucrania.

Sin embargo, no es la primera vez que se sospecha de intereses rusos en el ‘procés’. Hay que recordar que en febrero, el medio ‘Bellingcat’ publicó documentación oficial de los servicios secretos rusos que situaban a un oficial de la inteligencia rusa en dos ocasiones en Barcelona, ciudad a la que habría viajado con documentación falsa. Una de las visitas la realizó casualmente dos días antes del referéndum ilegal del 1-O de 2017.

En España, la Guardia Civil ya encontró vínculos con Rusia de Víctor Terradellas, exsecretario de relaciones internacionales de la antigua Convergencia, muy cercano al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont