Desbandada en Cs tras la marcha de Rivera: Villegas dejará su cargo y De Páramo abandona la política

El número dos de Ciudadanos, secretario general de la actual dirección en funciones desde la marcha de Albert Rivera, sigue los pasos del exlíder naranja. José Manuel Villegas, no formará parte de la nueva ejecutiva que salga del congreso extraordinario de marzo. "Yo no voy a optar a serlo de nuevo, ni estaré en las listas. ha reconocido en Telemadrid en la mañana de este jueves. Poco después, otro miembro del núcleo duro de Rivera, Fernando de Páramo, ha anunciado que abandona no solo su cargo como responsable de Comunicación del partido sino que deja totalmente la política.

“Se abre una nueva etapa y yo voy a estar solo para cerrar la etapa de Rivera. En marzo habrá un nuevo equipo con un nuevo líder y otra ejecutiva”, ha explicado Villegas, quien también ha precisado que está a disposición de Ciudadanos para ayudar en la transición y para que se cierre bien. Pero a partir de la nueva etapa, ha reiterado, habrá un nuevo secretario general y también un nuevo presidente o presidenta, opción más factible esta última ya que todo apunta a que la sucesora de Albert Rivera será la actual portavoz del partido, Inés Arrimadas.

Fernando de Páramo, por su parte, renuncia a su cargo orgánico, a su escaño en el Congreso y se despide de la política. En las pasadas elecciones había concurrido en las listas por Cataluña y obtuvo el acta de diputado. “He decidido cerrar una etapa, ha sido un honor y un orgullo servir a los españoles”, ha señalado en un escrito en el que anuncia su marcha.

De sus planes para abrir una nueva etapa en el partido naranja ha hablado precisamente Arrimadas en una entrevista en Tele 5 en la que ha confirmado que Villegas estará en la etapa de transición. Ha contado que, si gana las primarias para liderar Cs, va a escuchar a sus compañeros de filas, pero, en todo caso, no cree que haya que levantar un partido nuevo ni cambiar la línea ideológica. En todo caso, piensa que habrá que hacer cambios estructurales que se derivan de la propia dinámica de lo que ha sucedido, ya que hay personas, como Rivera, que ya no están y otras, como Villegas, que no van a estar.

Sobre el fracaso el 10N (Cs pasó de 57 a 10 escaños), ha afirmado que habrá habido circunstancias externas que hayan influido en los malos resultados, pero ha reconocido que la mayoría de las causas de la debacle se debieron a errores de estrategia Ciudadanos. Y en cuanto a la posible recuperación de dirigentes que se marcharon por no estar de acuerdo con la decisión de no facilitar la investidura de Pedro Sánchez, entre ellos Toni Roldán, Francisco de la Torre o Xavier Pericay, ha insistido en que tiene que preparar su propuesta de partido, pero que tiene una relación “fantástica” con los que lo han dejado.

También ha hecho declaraciones este jueves otra dirigente de Cs, la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, quien ha abogado en TVE por un pacto nacional entre PSOE, PP y su formación, sin que “necesariamente pase” por una gran coalición, para evitar un Gobierno entre los socialistas y Unidas Podemos. La vicealcaldesa madrileña ha afirmado que “no quiere” un Gobierno como el que se vislumbra tras el preacuerdo alcanzado entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Ha afeado al presidente del Gobierno en funciones “mirar justo al lado que no tiene que mirar”, es decir, hacia Unidas Podemos y ERC, en mitad de un escenario “bastante deprimente”, por lo que ha instado al PSOE a llevar a cabo un “pacto a tres” con su formación y el PP.

El pacto “no pasa necesariamente por una gran coalición”, ha dicho Villacís, al tiempo que ha explicado que serían diez las reformas “muy básicas” que tendría que aceptar Sánchez para tener el “apoyo” del partido naranja y de los populares. “Bajar impuestos, luchar contra la despoblación, un pacto nacional por la educación y un pacto por las familias… Son cosas muy sensatas, no le estamos pidiendo grandes cosas al señor Sánchez”, ha resumido.

RELACIONADO