Arturo Valls, la última víctima de los lofts ilegales de Rocío Monasterio

El actor y presentador Arturo Valls ha demandado este mes a Rocío Monasterio por su trabajo como arquitecta en un loft de Madrid en 2005, tras contratarla para convertir un local comercial en una vivienda, según ha informado 'El País'. Pese a la promesa de la líder de Vox de que tendría licencia, finalmente es ilegal vivir en esta casa por carecer de la misma. Se trata del noveno caso del que se tiene conocimiento de irregularidades urbanísticas que salpica a Monasterio y a su marido, Iván Espinosa de los Monteros, portavoz de Vox en el Congreso.

Según cuenta El País, el presentador de Ahora Caigo buscaba un piso en Madrid en 2005 y entró en contacto con el estudio de la futura dirigente de ultraderecha, Rocío Monasterio Asociados (RMA).

El matrimonio dirigente de Vox ofreció al presentador la posibilidad de convertir en vivienda un bajo que habían localizado en el número 7 de la calle Rodas, en el barrio de Lavapiés, como explicaban en su web hasta que ésta ha sido eliminada a raíz de la demanda interpuesta por Valls la semana pasada.

Monasterio siguió entonces el mismo ‘modus operandi’ que en los otros 8 casos destapados por El País. Llevó a cabo las obras del local para transformarlo en vivienda sin la licencia correspondiente. La ahora concejala en el Ayuntamiento de Madrid solo envió la solicitud inicial, desentendiéndose después del procedimiento. En la actualidad, el inmueble sigue figurando oficialmente en el registro como “local comercial-tienda”.

El propio Arturo Valls ha confirmado a ‘El País’ que ha presentado una demanda contra la dirigente de Vox este mismo mes y prefiere guardar silencio para que los tribunales hagan su trabajo. Por su parte, Monasterio no ha querido dar su versión y fuentes de su partido señalan que ni ella ni su marido van a contestar más a ninguna información de El País.