Rubiales confirma la vuelta de Luis Enrique y explica que Moreno le pidió salir

"Nadie se puede sentir engañado, todo el mundo sabía que si Luis Enrique quería volver tendría abiertas las puertas", asegura

El presidente de la RFEF, Luis Rubiales, ha confirmado que Luis Enrique volverá a entrenar a la selección española de fútbol y ha contestado a las críticas tras la destitución de Robert Moreno, que se había hecho cargo del equipo y que parecía que iba a seguir al frente para la Eurocopa. Sin embargo, pese a la precipitada decisión y a la extraña situación, Rubiales ha dicho que Moreno ya sabía que Luis Enrique quería volver y que, de hecho, la Federación se enteró por él. En ese sentido, ha dicho que Robert Moreno le pidió saber “ya” qué es lo que iba a hacer la Federación con su futuro y que tras conocerlo pidió salir de la selección para no ser un impedimento.

“Hoy podemos confirmar que Luis Enrique regresa a su puesto de trabajo. Con Robert Moreno firmamos un contrato en el que le dejamos claro que el día que Luis Enrique quisiera volver, volvería. Nadie se puede sentir engañado, todo el mundo sabía que si Luis Enrique quería volver tendría abiertas las puertas de la selección“, anunció Rubiales en rueda de prensa.

Moreno decidió este lunes no comparecer en rueda de prensa tras el partido contra Rumanía, tal y como estaba previsto, tras la goleada (5-0) ante los rumanos ni tampoco habló para la televisión. Según informó tras el duelo RTVE, el seleccionador habría abandonado el vestuario entre lágrimas. Al parecer, entiende la vuelta de Luis Enrique, pero no le ha gustado la forma de actuar de Rubiales.

Antes del encuentro, la cadena COPE informó que Rubiales iba a prescindir de Moreno porque había conseguido convencer a Luis Enrique de volver a dirigir al equipo.

El asturiano tuvo que dejar su puesto, para el que fue elegido tras el Mundial de Rusia de 2018, por el delicado estado de salud de su hija, que sufría un cáncer de huesos y que falleció en agosto con tan solo nueve años.

Ahora, Luis Enrique tiene siete meses para reajustar su proyecto, ya sin Robert como ayudante, y llegar con las máximas garantías posibles a la Eurocopa, donde España tiene la necesidad de olvidar varias decepciones; desde que ganó la Eurocopa 2012, la ‘Roja’ encadena eliminaciones en la fase de grupos del Mundial 2014 y en octavos de final de la Eurocopa 2016 y el Mundial 2018

RELACIONADO