Hackean al Banco Nacional de las Islas Caimán y filtran datos de miles de cuentas offshore

Un grupo de hackers aseguran haber vulnerado la base de datos del Cayman National Bank and Trust (Banco Nacional de las Islas Caimán) y robado documentos, correos electrónicos confidenciales, información sensible de sus clientes y dinero, además de impulsar la publicación desde el domingo miles de datos confidenciales. Se trata, según los expertos, de la mayor filtración de datos desde los Papeles de Panamá de 2016.

El célebre hacker o grupo de hackers llamado Phineas Fisher se ha atribuido el robo a través de un manifiesto titulado ‘Una guía DIY para robar bancos’, un verdadero tutorial en el que explica paso a paso cómo ingresó a los servidores del Banco Nacional de las Islas Caimán e invita a otros ciberdelincuentes a imitarlo.

Se trata del mismo grupo de hackers que hace años hackeó a las bases de datos sindicales de los Mossos d’Esquadra publicando información privada de cientos de agentes, incluidos sus domicilios.

Phineas Fisher proporcionó los documentos robados al Banco Nacional de las Islas Caimán al sitio especializado en filtraciones Distributed Denial of Secrets. Este portal dirigido por la periodista y activista Emma Best ya ha publicado más de 2 terabytes de archivos.

El robo ya ha sido confirmado por el propio Banco Nacional de las Islas Caimán, que en un comunicado asegura que ha iniciado una investigación criminal y que la entidad está cooperando con las autoridades policiales para identificar a los autores del robo de datos.

Las Islas Caimán son un paraíso fiscal de Centroamérica que a través del Banco Nacional de las Islas Caimán ofrece servicios financieros offshore, mediante el cual sus clientes pueden depositar y administrar inmensas sumas de dinero en el más perfecto anonimato, mientras minimizan el pago de impuestos. Esta entidad opera varias sucursales en las propias Islas Caimán, en Dubai y en la Isla de Man, un dominio británico ubicado entre Inglaterra e Irlanda del Norte.

Según el sitio Unicorn Riot, Phineas Fisher tuvo acceso a las ubicaciones de más de 1.400 cuentas de los clientes: la mayoría de ellas están en la Isla de Man (780) y le sigue Chipre con 272. También hay clientes en Reino Unido, Estados Unidos e Irlanda entre otros países. Además, habría información financiera de más 3.800 empresas, cuentas individuales y fideicomisos.

RELACIONADO