Cinco muertes al día en carreteras: “La vida no es un accesorio del coche”

Las familias de las víctimas de tráfico han recordado este domingo a sus familiares, que perdieron la vida por culpa de conductores ebrios o drogados

Familiares de víctimas de “violencia vial” se han concentrado este domingo 17 de noviembre, Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico, en la Plaza Callao de Madrid, para exigir justicia y recordar a sus familiares, que perdieron la vida por culpa de conductores ebrios o drogados.

En concreto, estas familias exigen un aumento de las penas de cárcel para aquellos conductores que, habiendo bebido o consumido algún tipo de droga, han sido responsables de la muerte de otras. Además de un endurecimiento de las penas, piden la incorporación obligatoria de dispositivos anti-alcohol en los nuevos vehículos que salgan al mercado.

Ambas reclamaciones fueron materializadas en distintas peticiones a través de Change.org que llegaron a remitir a distintas instituciones parlamentarias, llegando a obtener centenares de miles de apoyos.

El acto ha estado organizado por las familias de cinco víctimas de este tipo de casos, que también han realizado un homenaje en recuerdo de sus seres queridos fallecidos: Ana Herrera, Iván Jiménez, Paula Fornés, Daniel Viñals y Vanessa Patricio.

En declaraciones a Europa Press, Laura Herrera incide en que, tanto en el caso de su hermana Ana como en el resto, sus muertes no se debieron a accidentes de tráfico, sino a “violencia vial” perpetrada por un conductor bajo los efectos del alcohol o las drogas.

Durante la concentración, las familias leerán un Manifiesto donde exigirán justicia para sus familiares muertos y recogerán firmas y testimonios en un Libro Blanco que harán llegar al Congreso de los Diputados.

“La sociedad no está todavía concienciada de que esto ocurre en las carreteras, de que esto le puede pasar a cualquiera”, ha hincapié Herrero, que además recuerda que es el tipo de “violencia” que “más mata anualmente”.

“La vida no es un accesorio del coche”

“La vida no es un accesorio del coche” es el lema del Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico, que se celebra este domingo con el fin de concienciar frente a estos siniestros que cada 24 segundos provocan una muerte en alguna de las carreteras del mundo. En España unas cinco al día.

La jornada mundial se celebra el tercer domingo de noviembre de cada año por decisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) para concienciar a la población de la devastación tanto humana como económica que producen estos siniestros. También para reconocer el sufrimiento de las víctimas y la labor de los servicios de apoyo y rescate.

El lema “La vida no es una pieza del coche” forma parte del Plan Mundial para el Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020 de la ONU, que busca promover que los vehículos sean más seguros.

Según la organización, la movilidad vial actual supone un alarmante número de muertes, lesiones y enfermedades graves al año a consecuencia de los accidentes o por la contaminación del aire.

Los accidentes de tráfico son la primera causa de muerte en los niños de entre 5 a 14 años y en los adultos de entre 15 a 29.

A nivel internacional, el 54 % de los fallecidos por accidentes de tráfico son usuarios vulnerables: un 28 % corresponden a los motociclistas; un 23 % a los peatones y, un 3 % a los ciclistas.

En los países menos desarrollados se producen más accidentes que en los más ricos y, de hecho, según el secretario general de la ONU, António Guterres, al menos el 90 % de las muertes de tráfico se registran entre los más pobres.

La ONU, en su lucha por combatir la siniestralidad, recuerda que tanto las pérdidas humanas, sociales, económicas y de salud pueden evitarse y prevenirse con adecuadas políticas de seguridad vial que incidan en el control de la velocidad y del consumo de alcohol y drogas y en el fomento del uso del cinturón y de los sistemas de retención infantil.

España se ha unido a la conmemoración de este día, “una oportunidad”, según la Dirección General de Tráfico, “para recordar con cariño a todas las víctimas y seguir trabajando para evitar accidentes”.

En el horizonte, según estrategia de seguridad vial hasta 2020, está el objetivo de rebajar la tasa de 39 fallecidos por millón de habitantes a 37, mientras que la media europea se sitúa en 49.

Hasta el 14 de noviembre han perdido la vida este año 952 personas (datos provisionales a 24 horas de los accidentes) en las carreteras españolas, 92 fallecidos menos (-9 %) comparado con el mismo periodo en 2018.

La semana pasada el director general de tráfico, Pere Navarro, dejó claro que nadie entendería que desde la DGT se dijera que están contentos por esta disminución. “Los familiares de las víctimas nos dirían que de qué vamos“, así lo ha afirmado, a pesar de que los datos son favorables.

Sin embargo, Navarro se ha mostrado convencido de que la reducción de los límites de velocidad de 100 a 90 kilómetros por hora en las vías convencionales es el principal factor de esta bajada de siniestralidad.

En cuanto al balance de las víctimas en accidentes de tráfico en 2018, se contabilizaron 1.806 fallecidos en las carreteras interurbanas y en ciudad (incluye el número de muertes en los 30 días posteriores al siniestro) que concluye que hubo una media de cinco fallecidos al día, según la DGT.

De ellos, 803 corresponden a usuarios vulnerables, es decir, 386 eran peatones; 359 eran motociclistas y otros 58 eran ciclistas.

En España la principal franja de edad de los fallecidos en los accidentes en 2018 fue la de más de 65 años, con 496 muertos. Seis de cada diez eran conductores.

Las principales causas de las muertes en las carreteras son por distracciones, por la velocidad y, por el alcohol o las drogas.

Para hacer frente a la siniestralidad vial y con motivo del Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico, la Asociación DIA ha dado a conocer la única Guía Integral para la Atención de Víctimas de Accidentes avalada por la DGT y elaborada por especialistas en atención a víctimas de la asociación.

Además, Stop Accidentes celebra este domingo múltiples actos en diferentes ciudades (Barcelona, Bilbao, Granada, Jaén, Ourense, Pontevedra, Valencia, Valladolid, Huesca y Madrid) en los que se leerá un manifiesto y se guardará un minuto de silencio en memoria de las víctimas en accidentes de tráfico.