Cientos de personas claman en Madrid contra el racismo y el discurso de odio de Vox

Cientos de personas se han manifestado este domingo en Madrid para "alzar su voz" y denunciar el racismo "estructural e institucional histórico" instaurado en España al que se suma el actual contexto político en el que "se está normalizando" el discurso de odio de Vox.

Convocada por la Asamblea antirracista de Madrid, que integran más de 50 colectivos sociales, la marcha ha discurrido entre la Plaza de Cibeles y la Puerta del Sol bajo el frío y la lluvia que, sin embargo, no ha hecho mella en los manifestantes, que no han dejado de proferir gritos contra el racismo durante todo el recorrido.

“Este es el tercer año consecutivo que salimos a las calles para denunciar el racismo estructural, institucional y social que ya sufrimos física y simbólicamente, y al que este año se suma el discurso de odio de Vox, que añade todavía más violencia hacia nuestros cuerpos y nuestras comunidades“, ha explicado a Efe la portavoz de SOS Racismo Madrid, Paula Guerra.

“Salimos a las calles para decir que existimos, que vivimos aquí, alzamos la voz para exigir nuestros derechos y para decir no al racismo, que no nace con Vox, sino que lo venimos sufriendo hace muchísimo tiempo“, ha denunciado.

Encabezada por una pancarta con el lema “Ni olvido, ni perdón. Reparación. Memoria antirracista”, la manifestación ha arrancado poco antes de las seis de la tarde y durante todo el recorrido se han oído cánticos como “la ley de extranjería mata gente cada día”, “que viva la lucha antiracista” y “ningún ser humano es ilegal”.

Los asistentes han exigido el fin de la vulneración de derechos en la frontera sur, el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), la derogación de la Ley de Extranjería, el fin de las identificaciones por perfil étnico-racial y las devoluciones en caliente, así como el racismo que sufren en transportes públicos, escuelas, lugares de trabajo y en la calle.

En la manifestación han estado representadas las comunidades musulmana, gitana, afrodescendiente, diáspora africana, asiática, latinoamericana y caribeña, personas refugiadas, sin papeles, trans y sexo-género disidentes residentes en España.

Entre ellos, el maliense Dmaka Diarra, que ha viajado desde Lepe (Huelva) para participar en la marcha en nombre del colectivo de trabajadores africanos del sector agrícola en la provincia onubense.

Nos discriminan de mil maneras. Somos trabajadores, no hemos venido a España a quitar nada a nadie“, ha asegurado a Efe este joven africano.

Diarra ha denunciado las condiciones de explotación laboral que sufren, la discriminación de las autoridades y los empresarios que les llevan “a vivir en condiciones indignas en chabolas” y el trato discriminatorio en las oficinas de extranjería y en los servicios médicos.

Somos gente y venimos a España para poder ayudar a nuestras familias. Aunque queremos integrarnos en esta sociedad, no nos dejan”, ha dicho.

Entre las pancartas que portaban los asistentes podían leerse mensajes como “Respeto a la diversidad”, “En el sur, explotados. En el norte, expulsados”, “Mentiras repetidas crean odios entre todos”, “País que margina engendra ruina” y “Ni el racismo se cura viajando, ni decir no veo colores es una solución”.

En la Puerta del Sol varias personas llegadas de Brasil y Bolivia han dado testimonio de “las luchas de los pueblos indígenas“, se ha leído un manifiesto general y dos chicos de la asociación ex menas madrid han pronunciado unas palabras.

Precisamente, esta mañana cerca de un centenar de personas se han concentrado delante del centro de menores extranjeros no acompañados (menas) del distrito madrileño de Hortaleza para pedir “más seguridad” en el barrio y que la Comunidad de Madrid “dé soluciones”.