José Antonio Álvarez (Banco Santander): “La banca es muy sensible a la incertidumbre política”

El consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Álvarez, ha señalado que la banca es un sector "particularmente sensible" a la incertidumbre política, por lo que espera vislumbrar certezas cuanto antes. Álvarez ha realizado estas afirmaciones durante la cena de gala de la Spanish Chamber of Commerce en Londres, tras referirse al escenario marcado en España por la exploración de vías que faciliten la formación de Gobierno tras los comicios del pasado 11 de noviembre y en Reino Unido por unas elecciones del 12 de diciembre que podrían decidir el desenlace del Brexit.

El consejero delegado del Santander ha reconocido no ser muy aficionado a hablar de política, pero considera que los acontecimientos actuales “lo hacen inevitable”.

“Nosotros, como todos los negocios, queremos tanta certidumbre como sea posible: cuanto antes sepamos el camino que hay por delante, mejor. Si hay un negocio particularmente a la sensible a la certidumbre, es la banca”, ha advertido.

En este sentido, ha incidido en la dificultad de invertir con confianza en el futuro en momentos de cambios severos, como los que están teniendo lugar en distintas partes del mundo. “Los banqueros esperamos estabilidad para poder dedicar nuestros esfuerzos a apoyar a las economías locales donde operamos”, ha explicado.

En cualquier caso, Álvarez ha asegurado que Banco Santander está “listo para cualquier eventualidad” y durante mucho tiempo ha preparado a sus equipos y sistemas para los potenciales escenarios en torno al Brexit, con el objetivo de minimizar cualquier impacto para sus clientes.

El ‘número dos’ de Ana Botín ha aprovechado el encuentro para manifestar su deseo de que España y Reino Unido continúen disfrutando de “la relación fuerte y profunda” que han construido durante generaciones. “El Brexit traerá cambios, pero esa relación debe, y estoy seguro de que lo hará, perdurar”, ha señalado.

En la misma línea, Álvarez ha destacado el interés económico y geopolítico común de ambos países en el Atlántico y, si bien el cambio “siempre trae incertidumbre a corto plazo”, se ha mostrado optimista sobre el futuro de España y Reino Unido.

“Confío en que ciudadanos, empresas y gobiernos aceptarán el cambio, adaptándose al mundo en rápida evolución para afrontar mejor los desafíos globales”, ha afirmado.

Reino Unido es el quinto mercado para las exportaciones españolas, con un valor de 19.000 millones. En 2018, España importó más de 11.000 millones de Reino Unido, y 12.000 empresas españolas exportan al país.

Asimismo, Reino Unido es el primer destino de la inversión directa internacional española y el segundo país inversor en España: 18 millones de turistas británicos visitan España cada año y 2,5 millones de españolas viajan al país británico.

“La conexión atlántica entre nuestros países abrirá la puerta a una cooperación más profunda e impulsará las relaciones económicas y comerciales entre nosotros y con otros países a ambos lados del océano, como América Latina, Estados Unidos y Canadá. El diálogo continuo entre los actores políticos y económicos es esencial para mantener estos lazos comerciales y proporcionar a las empresas las mejores condiciones para crecer internacionalmente”, ha resaltado el consejero delegado de Banco Santander.