La Aemet advierte del riesgo de aludes en Picos de Europa

Los aludes podrían causar daños a personas e infraestructuras, incluida la red viaria

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha emitido un aviso por riesgo de aludes en el Parque Nacional de Picos de Europa a partir de la medianoche del viernes y hasta las 12:00 horas del próximo lunes, debido a las precipitaciones en forma de nieve que se están produciendo desde cotas superiores a los 800/900 metros.

En las próximas horas y a lo largo del fin de semana, advierte la Aemet, la persistencia de las nevadas provocará una acumulación de espesores importantes que, sumados a los ya existentes, es muy probable que superen localmente entre los 80 y 100 centímetros por encima de los 1.200 metros.

Esta situación, indica, incrementará “notablemente el peligro de desencadenamiento de aludes de nieve reciente sin cohesión“, tanto espontáneos como provocados de forma accidental.

Estos aludes “pueden causar daños a personas e infraestructuras, incluyendo la red viaria, y se pueden producir a cualquier hora del día”, hasta por la noche, en todas las orientaciones y a cualquier cuota.

Su tamaño y frecuencia aumentará conforme la altitud sea mayor, apunta la Aemet, quien precisa que las laderas más propicias serán “aquellas cuya pendiente sea superior a los 35 grados”.

El peligro de avalanchas aumenta por encima de los 1.200/2.000 metros debido al problema adicional de nieve venteada, pues “a partir de dichas altitudes los vientos intensos que acompañan a las nevadas pueden estar formando acumulaciones de sotavento y numerosas placas”, así como “cornisas en las crestas y cordales”.

Estas placas de viento “se mantendrán frágiles y tardarán en estabilizarse debido al intenso frío” y, en caso de rotura natural o accidental, “podría movilizar suficiente nieve como para enterrar a una persona o incluso a un grupo”.

Según la Aemet, será más probable encontrar placas por encima del límite del bosque, en canales y depresiones, además de en zonas protegidas cerca de cambios de pendiente o detrás de crestas, principalmente en orientaciones noreste, este y sureste.

El nivel de peligro, indica la Agencia Estatal de Meteorología, “se mantendrá estacionario durante el viernes y el sábado, o “irá aumentando a medida que se produzcan nuevas precipitaciones”.

Durante el domingo, la cota de nieve puede subir “transitoriamente” hasta los 1.700/1.800 metros, lo que dará lugar a un “humedecimiento significativo” del manto en las cotas medias, con “posibles aludes de nieve húmeda”.