México ofrece asilo político a Evo Morales

El canciller, Marcelo Ebrard, asegura que al menos 20 funcionarios afines al líder boliviano han sido recibidos en la Embajada de La Paz

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, informó este lunes que el Gobierno todavía no ha tenido una respuesta del dimisionario presidente de Bolivia, Evo Morales, acerca de la oferta de asilo en México, y precisó que esta figura es una tradición en la política exterior de su nación.

“Respecto a la respuesta de ofrecimiento asilo de México todavía no la tenemos pero en cuanto la tengamos la daremos a conocer”, dijo Ebrard en la conferencia de prensa de todos los días del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

La prensa mexicana cuestionó a Ebrard sobre si el Gobierno mexicano permitiría la entrada de Morales a México a lo que el canciller respondió: “Si, pues se lo estamos ofreciendo”.

Ebrard recordó que el asilo es un tradición mexicana que data desde la política exterior que se implementó especialmente a partir de la Doctrina Estrada, después de los años 30 del siglo pasado.

“Esa tradición de respeto y compromiso con el derecho de asilo es es uno de los timbres orgullo de la política exterior y la vamos a mantener, contra viento y marea”, apuntó.

La Doctrina Estrada se fundamenta en aspectos de la política internacional, especialmente el principio de no intervención y derecho de autodeterminación de los pueblos y en entre otros puntos afirma que gobiernos extranjeros no deberían juzgar, gobiernos o cambios en gobiernos de otras naciones ya que implicaría una violación a su soberanía.

En ese sentido, Ebrard defendió el principio de no intervención y expresó que “México no reconocerá al nuevo gobierno” y por consiguiente respeta “al gobierno legítimamente electo hasta el término de su periodo”.

Cuestionado sobre el “golpe militar” en Bolivia, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) dijo que “en síntesis” es un “grave retroceso para la vida democrática” de toda la región. Consideró que “suspenden” los derechos de las personas y dijo que México está “muy preocupado”.

Este domingo, Ebrard anunció que se habían recibido a 20 personalidades del Ejecutivo y Legislativo de Bolivia en la residencia oficial mexicana en La Paz.

El canciller dijo este lunes que tiene más solicitudes de personalidades de Bolivia que han expresado “su deseo de gestionar asilo en México”.

Sobre la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia, Ebrard señaló que lo que este domingo se produjo, el Gobierno mexicano lo considera un Golpe de Estado, porque el Ejercito pidió la renuncia del presidente.

“El Ejército de Bolivia pidió la renuncia del presidente y él (Evo) resolvió presentar su renuncia para evitar una guerra civil. Por consiguiente es un Golpe (de Estado) porque el Ejercito pido la renuncia y eso violenta el orden constitucional en Bolivia”, explicó.