La M-30 ya atraviesa el Calderón arrollando los recuerdos de miles de aficionados ‘colchoneros’

El Ayuntamiento inició el pasado fin de semana las actuaciones para desviar la M-30 a través del antiguo césped del estadio mientras dura el desmontaje de la tribuna principal

Desde el pasado fin de semana el estado Vicente Calderón se puede ‘visitar’ sin bajarse del coche. El Ayuntamiento de Madrid inició el pasado viernes las actuaciones para desviar la M-30 a través del antiguo césped del antiguo feudo del Atlético de Madrid mientras duran las obras para el desmontaje de la grada que descansa sobre esta vía de circunvalación.

El desvío provocará que los coches atraviesen el Calderón a una velocidad máxima de 50 kilómetros hora, pero antes se irá desviando paulatinamente el tráfico a partir de las 23.00 de esta noche en un total de siete fases que finalizan el domingo 17 de noviembre. Hasta las 6.00 de mañana, sábado, sólo se podrá circular por los dos carriles izquierdos y el acceso de la M-30 estará cortado desde las calles de San Epifanio y Melancólicos.

Durante esta noche se demolerá la barrera que actualmente separa los cinco carriles de la M-30, que circulan en el mismo sentido, y se acondicionarán los desvíos, pavimentando, instalando barreras, conos y la señalización.

A partir de las 6.00 de este sábado y hasta las 20.00 se podrá circular por los tres carriles izquierdos, al tiempo que continúan los trabajos en otras zonas y desde la noche de mañana hasta el viernes de la próxima semana se circulará por dos carriles derechos, ya a través del Calderón y por los tres izquierdos, que mantienen su trazado actual hasta el siguiente fin de semana.

A las 23.00 del viernes 15 de noviembre empezará la última parte de los desvíos. Primero -de las 23.00 del viernes a las 2.00 del sábado- la circulación se desviará a los tres carriles izquierdos de la actual calzada, mientras que los dos nuevos carriles del desvío se ampliarán a tres.

Una vez acometida esta ampliación desde la madrugada del sábado 16 y hasta las 6.00 del domingo se circulará por los tres carriles derechos ampliados del desvío -los que atraviesan el campo- y se volverá a permitir el acceso desde San Epifanio, mientras que los carriles izquierdos se adecuarán.

Desde las 6.00 del domingo 17 hasta el mediodía la circulación se desviará a los tres carriles izquierdos, manteniendo el acceso desde San Epifanio, hasta que a partir de ese momento y hasta las 6.00 del lunes 18 se haga el cambio de circulación al desvío definitivo: cinco carriles, los mismos de la actual calzada, que atravesarán el campo.

El tráfico de la M-30 atravesará el estadio a una velocidad de 50 kilómetros por hora presumiblemente hasta finales de marzo, cuando el Consistorio madrileño espera que ya hayan finalizado los trabajos para desmontar la grada del Calderón, cuyo paisaje es ya desconocido porque ya se han demolido las gradas ubicadas al norte, este y oeste.

Durante esta obra el Ayuntamiento ha colocado diques y sacos de tierra para evitar la caída de objetos al cauce del río Manzanares.

A finales de 2020 el tráfico volverá a desviarse, pues para entonces está previsto que arranquen los trabajos para cubrir la calzada y reconfigurar la M-30, una obra que acometerá el Consistorio y para la que el Gobierno de José Luis Martínez-Almeida está redactando un nuevo proyecto.

El proyecto urbanístico del Mahou Calderón, pactado durante el anterior mandato, contempla suelos de uso residencial de 33.339 metros cuadrados, donde se construirán edificios con 8 alturas de media en los terrenos del estadio y de la antigua fábrica de cerveza.