La Liga ucraniana muestra su “estricta condena” al racismo tras el incidente con Taison

La Liga ucraniana (UPL) ha mostrado su "estricta condena a cualquier manifestación de racismo", después de que el centrocampista brasileño Taison (Shakhtar Donetsk) fuera expulsado este domingo del campo por reaccionar ante los insultos racistas de la afición del Dinamo de Kiev.

“En los últimos años, la erradicación del racismo, la discriminación y la intolerancia en el fútbol se ha convertido en una prioridad para la UEFA. La UPL se solidariza plenamente con la UEFA y condena categóricamente cualquier manifestación de racismo dentro y fuera de los estadios de Ucrania”, apuntó el organismo en un comunicado.

Taison, de 31 años, le hizo una peineta a los aficionados y pateó una pelota hacia las gradas durante el último duelo de su equipo. “Nunca voy a callarme en una situación tan inhumana y despreciable. El fútbol necesita más respeto”, dijo el brasileño en las redes sociales.

El árbitro interrumpió el juego y envió a los equipos a los vestuarios durante cinco minutos, siguiendo el protocolo de tres pasos de la UEFA para evitar el comportamiento racista en los juegos. Cuando los jugadores regresaron al campo, al mediocampista se le mostró una tarjeta roja en el minuto 82 antes de que se reanudara el juego.