El Gobierno de Bolivia denuncia la toma de medios de comunicación

Desde el Gobierno denuncian que los hechos constituyen una muestra "inconfundible" de que hay un golpe de Estado en marcha contra Evo Morales

El Gobierno de Bolivia ha denunciado este domingo la toma de medios de comunicación estatales y privados y la agresión a periodistas por parte de “grupos radicales”.

“Bolivia denuncia que (…) grupos radicales encabezados por dirigentes cívicos, con el apoyo de dirigentes de partidos políticos de oposición, han promovido movilizaciones en las proximidades de los medios de comunicación estatales y privados, agrediendo a los trabajadores y periodistas, a la vez de forzarles a desalojar sus instalaciones, procediendo al cierre de transmisión”, ha indicado el Ministerio de Exteriores de Bolivia en un comunicado difundido en Twitter.

A juicio del Gobierno, “esta es una nueva evidencia de atentado a los Derechos Humanos de los trabajadores de medios de comunicación, una vulneración a la libertad de prensa y al derecho a la comunicación y a los principios básicos del Estado de Derecho”, lo que constituye una muestra “inconfundible” de que hay un golpe de Estado en marcha contra el presidente del país, Evo Morales.

Medios locales han informado de que decenas de personas afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) de Morales han atacado las instalaciones del canal de televisión Unitel, situado en la ciudad de El Alto. Sin embargo, el MAS se ha desmarcado del ataque y ha desmentido su implicación en el mismo, según la agencia boliviana de noticias ABI.

Previamente, grupos de manifestantes que exigen la dimisión de Morales han cercado el edificio en el que se encuentran Bolivia TV y la radio Patria Nueva, ambos medios estatales, y han intentado que dejen de transmitir información.

“Los medios estatales BTV y RPN han sido intervenidos por grupos organizados que después de amenazar y amedrentar a los periodistas los obligaron a abandonar sus fuentes de trabajo”, ha denunciado Morales en su cuenta de Twitter. “Dicen defender la democracia, pero actúan como en dictadura”, ha zanjado.

Además, otro grupo de personas ha atacado la radio de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), ataque que Morales ha tachado de “cobarde” y “salvaje”.

Según ABI, “grupos de choque de la oposición” han tomado este sábado las instalaciones de la CSUTCB y han atado al director de la Radio Comunidad, José Aramayo, a un poste.

Por último, el Ministerio de Exteriores de Bolivia también ha hecho hincapié en que las “manifestaciones violentas” contra medios de comunicación se alejan del llamamiento que el presidente boliviano ha hecho este sábado para convocar a una mesa de diálogo a los partidos con representación parlamentaria con el objetivo de “pacificar Bolivia”.

Crisis en Bolivia

Las protestas en Bolivia estallaron la misma noche de las elecciones presidenciales celebradas el pasado 20 de octubre por la suspensión repentina de la transmisión de los resultados oficiales justo cuando obligaban a una segunda vuelta entre Morales y el principal líder opositor, Carlos Mesa.

Cuando se retomó, casi 24 horas después, concedían la victoria en primera vuelta a Morales, por lo que Mesa ha denunciado un “fraude gigantesco”. Ambos llamaron a la movilización de los suyos, lo que ha derivado en disturbios. Al menos dos personas han muerto y más de 190 han sido detenidas en estas dos semanas.