Rivera prevé una sorpresa electoral pese a las encuestas y llama a los moderados “a moderar España”

El candidato de Ciudadanos al Gobierno, Albert Rivera, ha cerrado la campaña electoral naranja pronosticado que el 10-N habrá "una sorpresa electoral si los liberales, los de centro y los valientes" van a votar, y por eso ha llamado "a los moderados a moderar España". "El domingo tenemos la ocasión de decirle a Sánchez que no nos hemos equivocado votando porque si vamos a votar, está claro que esta vez te vamos a echar y mandar a la oposición", ha asegurado Rivera en un acto en el Palacio de Congresos, el más multitudinario de toda la campaña naranja.

Rivera, que ha puesto así fin a una campaña con todas las encuestas pronosticando un desastre electoral para Cs, ha cargado en repetidas ocasiones contra Sánchez, al que ha exigido que pasado mañana garantice que los catalanes puedan votar en libertad y para eso tiene que garantizar la seguridad.

Además ha emplazado a defender la Constitución “aquí en Cataluña”, responsabilizando al PP y al PSOE de que la situación en esta comunidad esté donde esta ahora por “décadas de concesiones al chantaje nacionalista”.

Pero después de cuarenta años “agachando la cabeza” sin obtener resultados, Rivera cree que hay que cambiar de estrategia y ha emplazado a que “socialistas, liberales y conservadores” sumen fuerzas para defender la unidad: “Basta ya de odio, de dividir, de levantar fronteras”.

Siguiendo con la crisis catalana, ha criticado a Sánchez al afirmar que lo más valiente que ha hecho “es enviar un helicóptero a sacar los huesos de Franco, ¿por qué no saca a Torra de la Generalitat? Eso si que sería valiente y yo lo voy a hacer”.

Con sus padres delante, María Jesús y Agustín, muy emocionados, Rivera ha recordado que si ha elegido poner punto a final a esta campaña electoral es porque aquí “se puso la primera piedra” del proyecto naranja: “aquí nacimos como los salmones, remontando el río”.

Empezaron con tres diputados en Cataluña y fueron creciendo hasta conseguir 57 diputados en el Congreso y gobernar para 20 millones de españoles, refiriéndose a las cuatro comunidades en las que cogobiernan con el PP.

“Alguien nos va a frenar diciendo que no se puede, pues digámoslo el domingo claramente”, ha insistido Rivera explicando que dos puntos más de apoyo significan veinte diputados más y con eso, ha asegurado, se puede cambiar el rumbo del país.

Su intervención ha estado muy centrada en la situación de Cataluña, pero también ha aludido varias veces a la corrupción del bipartidismo al señalar, por ejemplo, que en Andalucía “se han gastado el dinero en putas” y en otros sitios el de la Gürtel” y por eso al bipartidismo -ha dicho- “le encantaría que no estuviera Ciudadanos”.

Los españoles “se merecen sacar a los chorizos ibéricos para meter a los liberales ibéricos” porque, según Rivera, no se pueden hacer reformas “si no eres honrado”.

Rivera sale a ganar el domingo, ha recalcado, pero si los españoles deciden que no gobiernen y le sitúan en la oposición, se pondrá “en marcha” para contribuir a desbloquear el país.

Arrimadas: “Lo más valiente y esperanzador es votar a Cs”

Por su parte, la candidata de Cs al Congreso por Barcelona, Inés Arrimadas, ha prometido este viernes que va a “dejarse la piel” para que en el Gobierno de España haya gente que sepa lo que ha sucedido y lo que han sufrido en Cataluña: “Me voy a dejar la piel para que el próximo presidente del Gobierno sea Albert Rivera”.

Arrimadas ha defendido que Cs nació para luchar contra el nacionalismo y dar libertad a los que cada vez tienen menos, y ha afirmado que el partido ha demostrado que el centro político en España no era una quimera, sino un sello ganador: “Esa semilla ha crecido, está gobernando en comunidades autónomas y 400 ayuntamientos”.

Ha erigido a Cs como un proyecto y una voz firme que va a seguir enfrentándose al nacionalismo toda la vida, y que va a ganar: “Nos queda una comunidad autónoma como mínimo donde vamos a demostrar que somos también un partido de gobierno, y esa comunidad autónoma es Cataluña con Lorena Roldán al frente, la próxima presidenta de la Generalitat de Cataluña”.

Arrimadas ha afirmado que lo más valiente, revolucionario y esperanzador es centro, liberal y modernidad, y ha dicho que el único partido que cumple estas características es Cs, a su vez que lo ha situado como el único partido capaz de frenar al nacionalismo: “Eso, si no lo hacemos nosotros, ¿quién lo va a hacer? ¿Si no es ahora, cuándo? No podemos esperar, está mucho más cerca. Con solo dos puntos porcentuales más tendremos hasta 20 escaños más, que lo cambian todo”.

Arrimadas ha ironizado sobre el resultado que va sacar el PSOE en las elecciones, diciendo que “huele a lo que pasó en Andalucía”, donde los socialistas perdieron el gobierno en las últimas elecciones autonómicas, y también ha afirmado que huele a remontada. “Me da a mi que la repetición, al señor Sánchez, le va a salir mal, le va a salir muy mal. Sánchez quiere que no vayamos a votar. Quiere que los constitucionalistas que estamos dejados de la mano de Dios aquí en Cataluña por 40 años de gobiernos de PSOE y PP nos resignemos”, ha criticado.

También ha cargado contra el PSOE por decir que en Cataluña no pasa nada y que está todo controlado: “Aquí siguen adoctrinando a nuestros hijos, manipulando en TV3, abriendo embajadas, subvencionando a su entidades, señalando a nuestras familias: ¿Cómo puede decir que hay normalidad mientras lo estamos sufriendo? ¿Cómo se atreven?”.

Por su parte, la líder del partido en Cataluña, Lorena Roldán ha criticado al primer secretario del PSC, Miquel Iceta, por no apoyar la moción de censura que presentaron en el Parlament aunque “la suma no daba” y por dar la espalda a los constitucionalistas: “Yo puedo mirar a los ojos a los constitucionalistas porque lo hemos dado todo. Sánchez e Iceta no”.

“Si llenamos la urnas con esta papeleta (la de Cs) gana la convivencia y pierde Torra, gana la democracia y pierde el totalitarismo, gana la libertad y pierde el miedo. Que nadie se quede en su casa, que Cataluña no dependa nunca más de quienes quieren liquidarla”, ha zanjado.