Casado apela a los votantes de Vox para lograr un empate técnico con Sánchez y poder gobernar con Cs

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha apelado al voto de los indecisos y a los que se plantean votar a Vox o a Ciudadanos y ha pedido “ante la gravedad de la situación en España” que se aúne el voto de la derecha para derrocar a Pedro Sánchez. “Si hacemos lo de abril tendremos lo mismo”, ha advertido cuando solo consiguieron 66 escaños, pero ahora el PP considera fundamental estos dos días para lograr el empate técnico con el PSOE que reflejan sus datos internos y por ello ha apelado a los votantes de Vox para que vuelvan al PP.


El PP ha decidido hacer un cierre de campaña local, es decir arropado sólo por los dirigentes de Madrid y de los eurodiputados. Esto se ha traducido en un aforo de unas 3.500 personas que ha quedado un poco deslucido en la plaza de toros de las Ventas frente al cierre de campaña en abril donde vibró en el wizink center arropado por unas 8.000 personas.

Sin embargo, en el partido tienen grandes esperanzas y , de hecho, fuentes del PP aseguran que se puede producir un vuelco porque sus datos les dan “un empate técnico” con el PSOE y creen que “estos dos días” van a ser fundamentales para lograrlo. Es más, barajan la posibilidad de lograr entre 110 y 120 escaños en las elecciones de este domingo.

Para Casado “estamos en una final con dos partidos: o gana el PP o el PSOE”. Es decir, que hay ya “un empate técnico” y que si hay una baja participación podría favorecerles y llegar a ganar a Pedro Sánchez.

Los gurús del PP consideran que tanto una alta participación como una muy baja les favorecerían este domingo.

Por eso a Casado no le han faltado los guiños a los posibles votantes de Vox y ha finalizado su intervención con un ¡Viva España! y con el himno nacional y los pocos dirigentes populares que estaban firmes en el estrado.

Y aprovechando que estaba en Las Ventas ha dicho que “cuando hay que dar una oreja a un torero todo el tendido tiene que ir junto, toda la plaza tiene que unirse con su pañuelo blanco. Ahora con una papeleta que solo puede ser la del PP”.

Pero también ha pedido el voto de los socialistas “a los que les duele España” por la crisis territorial y “que quieren una España unida” ya que, a su juicio, Sánchez no los representa.

“Queremos representar a toda una España que está harta de divisiones. Quiero servir a todos, quiero liderar una nueva mayoría de españoles que quiere superar los conflictos” ha afirmado.

Y por si a alguien le quedaba alguna duda, ha asegurado que “el PP no facilitará una investidura de Sánchez en ningún caso”.  Además ha insistido en que si logra un solo escaño más que los socialistas se presentará para ser presidente y desbloquear la situación política en España y gobernar para “todos” los españoles. “Tenemos que unir esfuerzos en torno al único proyecto que puede ganar a Sánchez”, ha subrayado.

“Pedimos lo más sagrado en democracia, el voto. A todos los españoles pero sobre todo a los que decidieron dejar de votarnos”, ha reclamado en su discurso ante “la gravedad de la situación” y ha resaltado que hasta la exsocialista Rosa Díez ha pedido el voto para el Partido Popular.

“La situación territorial es inadmisible en Cataluña”, ha advertido, al tiempo que ha señalado que es “urgente” acabar con la situación actual y se ha preguntado cómo es posible que el gobierno no haya actuado y aplicado la ley antes con los llamamientos a la movilización de Tsunami Democratic y Omnium este fin de semana.

Y precisamente sobre las autonomías, Casado ha querido marcar una distancia con Vox y ha criticado que quieran acabar con ellas. “Queremos representar a toda una España que esta harta de divisiones. Quiero servir a todos, quiero liderar una nueva mayoría de España que quiere superar los conflictos”, ha afirmado.