Vox también veta a Prisa tras un editorial crítico de ‘El País’

El diario alertó de que había que "encender sin más demoras todas las alarmas" con el partido que lidera Abascal, ya que hace propuestas "no tienen cabida en el orden constitucional"

Vox ha sumado a los medios de comunicación de Prisa al grupo de periodistas a los que impide el acceso a sus actos, después de que el diario ‘El País’ denunciara en un editorial los argumentos “xenófobos e intolerantes” de su líder, Santiago Abascal.

Comunicamos a Prisa que no daremos acreditaciones a sus trabajadores para acceder a ninguna sede o a actos privados con simpatizantes”, indicaba el partido de extrema derecha en su cuenta de Twitter.

En el editorial ‘Deber de réplica’, el periódico denunciaba la “escalofriante naturalidad con la que los argumentos xenófobos e intolerantes” de Abascal durante el debate del pasado lunes “se codearon impunemente con los del resto de los partidos” y deberían “encender sin más demoras todas las alarmas” ya que se trata de propuestas que “no tienen cabida en el orden constitucional”.

Asimismo, subrayaba que en la mayor parte de sus intervenciones Abascal “deslizó afirmaciones falsas y estableció disyuntivas falaces, dejando al descubierto su ideario incompatible con los valores constitucionales”.

En Twitter, Vox contestó que el editorial de ‘El País’ era “digno del más eficaz de los regímenes totalitarios” y convierte la discrepancia ideológica con un partido en motivo suficiente para pedir su exclusión del terreno político.

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) ha condenado este nuevo veto, que considera “una grave vulneración del derecho constitucional a la libertad de expresión” y un paso más de Vox en “su intolerable estrategia de hostilidad hacia los medios de comunicación”.

“Recordamos al partido que dirige Santiago Abascal que sin libertad de información desaparece el resto de libertades y se cercena el pluralismo necesario para que los ciudadanos puedan formarse su propia opinión”, ha expresado la FAPE en un comunicado, en el que ha incidido en que el veto a periodistas “no tiene cabida en los sistemas democráticos”.

“La defensa de sus ideas no puede hacerse a costa de ignorar y vulnerar derechos constitucionales. (…) La FAPE se solidariza con los medios y periodistas vetados en nuestro país y les pide que sigan informando bajo el amparo del artículo 20 de la Constitución, moleste a quien moleste”, ha añadido.

La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) ha tildado el veto de “ataque” a ese derecho constitucional: “Supone una censura previa intolerable en democracia”, ha lamentado en un comunicado.

El veto a los periodistas de Prisa no es el primero, ya que más de una decena de medios de comunicación no tienen acceso a sus actos.

El mes pasado, el partido de Abascal defendía su “derecho” a vetar a una decena de medios de comunicación por considerarlos “activistas políticos disfrazados de periodistas” y se reafirma en que “no habla ni hablará” con ellos “por mucha apariencia periodística que tengan”.

El derecho a recibir información veraz es uno de los derechos fundamentales recogidos en la Constitución Española.

“Los partidos políticos deben de ser los primeros interesados en defender el artículo 20 de la Constitución porque es el que les permite expresar sus ideas en total libertad, aunque estas ideas puedan ofender, desagradar o inquietar a los ciudadanos que no las comparten”, ha subrayado la FAPE.