Àlex Márquez busca rozar la corona en Moto2 y Dalla Porta conquistar la de Moto3

El piloto español Àlex Márquez buscará este domingo rozar ya con los dedos el título en la categoría de Moto2 del Mundial de Motociclismo, corona que podría conseguir en el Gran Premio de Australia, pero que no depende de él, al contrario que en Moto3 donde el italiano Lorenzo Dalla Porta (Honda) lo tiene mucho más sencillo para proclamarse campeón, mientras que Marc Márquez (Repsol Honda) buscará seguir engordando su número de victorias en MotoGP.

En la categoría intermedia, el apellido Márquez está cada vez más cerca de volver a sonar con fuerza este año gracias al hermano pequeño, un Àlex que ya fue campeón del mundo en Moto3 en 2014, año que también coincidió con éxito de Marc.

El líder del Mundial sólo pudo ser sexto en el pasado Gran Premio de Japón, pero sólo el veterano Thomas Luthi (Kalex), segundo, le pudo recortar de verdad puntos. El panorama ahora para el catalán es bastante halagüeño ya que aventaja en 36 puntos al suizo a falta de disputarse 75 y tiene la oportunidad de acabar con la emoción ya en el idílico trazado de Phillip Island, donde las condiciones siempre pueden sorprender.

Àlex Márquez necesita una carambola para salir con el título rumbo a Sepang (Malasia), ya que ni siquiera la victoria se lo garantiza y todo lo que no sea estar en un podio al que no ha subido en las dos últimas carreras ya lo aplazaría hasta la semana que viene.

En caso de triunfo, lo que nunca ha logrado en Phillip Island en su carrera y donde ni siquiera ha subido al podio en Moto2, Luthi debería ser quinto o peor, y Augusto Fernández (Kalex), tercero o peor. A partir de ahí, las combinaciones, en las que también entrarían ya Jorge Navarro (Speed Up), Brad Binder (KTM) y Luca Marini (Kalex), actualmente el más en forma tras sus triunfos en Tailandia y Japón.

De todos modos, Àlex Márquez, que además no gana desde Brno (República Checa), ya ha advertido que seguirá intentando ser inteligente si las cosas no van de la mejor manera para no cometer ningún error que sí avive la emoción en el campeonato.

Por su parte, en Moto3, todo parece ya destinado para que Lorenzo Dalla Porta sea el campeón después del infortunio en los Grandesw Premios de Tailandia y Japón que le ha tocado vivir al español Arón Canet (KTM), su principal rival.

El valenciano salió para la gira por Asia y Australia a tan sólo dos puntos del italiano, pero dos caídas en Buriram y Motegi le dejaron sin sumar nada, con el añadido de que el líder sacó el máximo partido con un segundo y un primer puesto.

Así, la diferencia se ha alargado a los 47 puntos y ahora el de Corbera tiene que acabar por delante en las tres carreras que restan, empezando por esta de Phillip Island donde Dalla Porta será campeón si le saca cuatro puntos, por lo que la victoria le coronaría.

Márquez busca superar a Doohan y acechar el récord de Lorenzo

En MotoGP se espera una vibrante y espectacular lucha por la victoria en un Phillip Island que ha sido testigo de grandes carreras de esta categoría en los últimos años y donde Marc Márquez pretende continuar con su dictadura.

El de Cervera ganó la semana pasada en Motegi, casa de Honda, pese a tener ya el título y ahora tratará de encadenar su quinto triunfo seguido de la temporada, su segunda mejor racha en la categoría ‘reina’ tras la espectacular de las diez iniciales de 2014.

Si el catalán logra su tercer triunfo en el trazado oceánico en MotoGP, superaría al australiano Mick Doohan como el piloto de la marca con más victorias en esta categoría con 55 y además se colocaría con 375 puntos, a tan sólo ocho del récord de puntos de Jorge Lorenzo de 2010 con Yamaha, pero con un Gran Premio menos.

El balear, por el contrario, sigue sin encontrar solución a sus males y en Japón sumó su tercera carrera sin puntuar, lo que le está dificultando a Honda el último de sus objetivos, el título por equipos, con Ducati con ocho puntos de ventaja todavía.

La marca de Borgo Panigale no gana en Phillip Island desde el 2010 con Casey Stoner, pero Andrea Dovizioso fue segundo el año pasado y espera estar de nuevo en una pelea donde no faltarán las Yamaha de Maverick Viñales, ganador en 2018, y el joven Fabio Quartararo. La cita será especial para el italiano Valentino Rossi, ocho veces ganador en Phillip Island, donde festejará su Gran Premio número 400.