Torra asume los ataques de la CUP a los Mossos y defiende abordar ‘sin límites’ la autodeterminación

Por si no fueran suficientes las sospechas de abusos arrojadas contra su policía por el propio presidente de la Generalitat a raíz de los disturbios que estallaron en Cataluña tras la sentencia del ‘procés’ y de la contundente actuación de los Mossos para frenar la violencia, Quim Torra se ha alineado este miércoles con los antisistema de la CUP. Torra, además, ha hecho una encendida defensa de la propuesta de resolución pactada por los tres grupos independentistas de la Cámara para volver a debatir la autodeterminación. Se abordará, ha dicho, “sin ningún límite”.

Pero ha sido el papel de los Mossos en los disturbios lo que ha copado buena parte de la sesión de control del Parlament, dentro y fuera del pleno. En los pasillos, el conseller de Interior no ha sido capaz de responder a una pregunta sobre si la Generalitat se personará como acusación en los procesos abiertos a los detenidos, cosa que suele ocurrir cuando hay mossos heridos. Y fuera del Parlament, un sindicato policial ha amenazado con un plante si continúan las desautorizaciones.

Y en el salón de plenos se ha escuchado al ‘president’ decirle al portavoz de la CUP “tiene usted razón”. Previamente, Vidal Aragonés había enumerado “los “más de 600 heridos, 194 detenidos, atropellos en carrusel, balas de goma y revestidas de plástico, porrazos en la cabeza, uso de gases lacrimógenos y cargas a gente sentada”. Lo que no ha detallado Aragonés es que de los 600 heridos casi la mitad son agentes, 153 mossos y 134 policías nacionales, heridos a los que no parece que su Gobierno vaya a representar en las acciones judiciales que se lleven a cabo contra los autores de las agresiones.

“Tiene razón en la exposición de casos”, ha asumido el presidente de la Generalitat y ha añadido: “Es por eso que tomé la decisión de crear una comisión de investigación para estudiar con total transparencia todas las actuaciones con la presencia de entidades de derechos humanos, de seguridad y el Síndic de Greuges”. Ha continuado con una pregunta que ya había formulado en los últimos días: “¿Ustedes creen que me han gustado muchas de las imágenes de estos días?”. La definido la semana pasada como de “una complejidad enorme en materia de seguridad por la gran cantidad de movilizaciones” y ha reiterado que ha pedido al conseller Buch que se inicien “inmediatamente” las investigaciones internas “necesarias” ante las actuaciones que no se hayan ajustado a la normativa de los Mossos. “Estaré especialmente atento al resultado de estas investigación y a la depuración de responsabilidades”, ha asegurado.

El conseller de Interior también ha tenido que someterse a los reproches de la oposición e incluso de los socios de Gobierno de ERC. Buch ha garantizado que se investigará a fondo todo lo sucedido y ha defendido a la policía autonómica recordando que “en los últimos 10 años hasta 514 miembros del cuerpo han sido sancionado por mala praxis policial”. “Eso demuestra que el cuerpo depura responsabilidades cuando alguien no se ajusta al protocolo y las leyes”, ha advertido.

El titular de Interior del Govern ha insistido en que en los Mossos existe una “autoexigencia” que invita ahora a “analizar” diversos “elementos”, como la adecuación del dispositivo y de qué forma se puede mejorar en el futuro. “Se analizan y revisan las imágenes en función del código”, ha añadido y ha subrayado que el trabajo de los Mossos “siempre está fiscalizado asimismo por el propio Parlamento, el Síndic de Greuges y los medios de comunicación”. Sobre el hecho de tener que acudir a la comisión de investigación anunciada este martes por el presidente Quim Torra, Buch ha señalado que “cuando uno puede ir con la cabeza alta a explicar lo que se ha hecho se va. Y si ha habido un error pues se explica”.

Rifirrafe con los comunes e interpelación de Torra a su portavoz

Torra, por  otra parte, ha protagonizado un rifirrafe parlamentario con la portavoz de los comunes, Jéssica Albiach, que le ha espetado esta recriminación: “Nadie le tiene como un interlocutor válido, ni dentro ni fuera de Cataluña”. El presidente le ha replicado con una especie de ‘o conmigo o con Pedro Sánchez’ al decirle que esperaba un poco más de “empatía” de su formación, habida cuenta del “menosprecio” que su socio estatal, Pablo Iglesias, sufrió a manos del presidente en funciones durante las negociaciones para la investidura española. Albiach, por su parte, ha reprochado a Torra que “incluso los suyos” consideran que el presidente reaccionó “tarde y mal” a los altercados sucedidos en algunas protestas contra la sentencia del “procés”. Ha deplorado que en Cataluña no hay “dirección política” y ha afirmado que es “una lástima” la forma en la que Torra “está vaciando de contenido la Presidencia de la Generalitat”.

A la líder de los comunes no le ha gustado nada que el ‘president’ la regañara por “enfadarse demasiado”, al considerar que se trata de un comentario “poco feminista y paternalista”. Albiach ha recordado también que su grupo ya pidió la dimisión de Torra en la comparecencia de la semana pasada porque “continúa insistiendo en la vía unilateral”, que implica “dejar atrás a la mitad de Cataluña. Pero Torra, completamente ajeno a este tipo de censuras, ha planteado en el pleno otra disyuntiva. “Se ha acabado el tiempo de la equidistancia: o estamos con los represaliados o estamos con los represores”, ha dicho cuando ha pedido a los comunes que apoyen la propuesta que pactaron el martes los grupos independentistas a favor de la “autodeterminación” en un nuevo desafío al Tribunal Constitucional, que ha avisado reiteradamente a la Mesa de la Cámara de que podría incurrir en responsabilidad penal si persiste en la desobediencia a sus resoluciones.

El presidente de la Generalitat ha invertido las tornas y ha sido él quien ha interpelado a los comunes: “Tienen una oportunidad sensacional (…) ¿Ustedes no están a favor de que en este Parlament se pueda hablar de todo? ¿Ustedes no están a favor de la autodeterminación de Cataluña?”. Para Torra, la iniciativa que consensuaron JxCat, ERC y CUP representa “un primer paso” hacia “un gran acuerdo de país” que permita, en última instancia, ejercer la “autodeterminación”. En este sentido, ha reiterado que su propuesta “personal” es que se vuelva “a votar la independencia de Cataluña”, tal y como ya avanzó en su comparecencia de la semana pasada en la cámara catalana. En tono irónico, Torra ha afirmado ante el pleno que espera que el TC actúe contra la Asamblea de Extremadura por “extralimitarse” en sus funciones a la hora de aprobar propuestas sobre la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña.

Y otro rifirrafe con el PSC salpicado de ataques a Sánchez

También con el líder del PSC, Miquel Iceta, ha tenido Torra un duro intercambio de reproches a cuenta de los recientes acontecimientos en Cataluña. Y ese rifirrafe ha tenido en Pedro Sánchez un protagonista indiscutible. El ‘president’ ha acusado al presidente del Gobierno en funciones de “dejadez de funciones” con Cataluña y le ha pedido “visión de Estado” para “empezar a pensar en las próximas generaciones, no en las próximas elecciones”. Ha sido su forma de criticar que Sánchez no haya contestado a sus cinco llamadas telefónicas, a lo que ha añadido una petición a Iceta para que si en algún momento tiene al teléfono al presidente del Gobierno, se lo pase.

Según Torra, la comunidad internacional “no entiende” que en este momento de “gravedad” Sánchez se niegue a hablar con él. “Quien tiene que descolgar el teléfono y hablar con el presidente de Cataluña, en la situación más grave de los últimos años, es el presidente del Gobierno del Estado”, ha señalado. Iceta le ha pedido que no busque “excusas” y le ha indicado que lo que tiene que hacer es reunir a todos los partidos catalanes. “Si quiere hablar en nombre de todos, si quiere ejercer con plenitud su responsabilidad institucional y hablar en nombre del país, que es lo que parece que quiere; reúnanos, hable, conozca la opinión de todos los grupos parlamentarios”, le ha dicho.

RELACIONADO