Los Reyes, en Japón para asistir a la entronización del emperador Naruhito

El Rey de España, Felipe VI, llegó este lunes a Tokio junto a la Reina Letizia para participar en los actos de entronización del emperador Naruhito y trasladó al primer ministro nipón, Shinzo Abe, el mensaje de que su país ha demostrado ser un ejemplo de superación para todo el mundo. Se trata del segundo viaje de los Reyes de España a Japón, que ya realizaron una visita de Estado en 2017 en la que se reunieron con los entonces príncipes Naruhito y Masako.

Ahora han querido estar presentes en la ceremonia de entronización del nuevo emperador, un gesto que los dos países consideran una señal de las profundas relaciones personales entre la familia imperial japonesa y la familia real española.

Es lo que se constató, según fuentes oficiales, en la reunión que mantuvo el jefe del Estado español con Shinzo Abe en el Palacio de Akasaka de Tokio la víspera de los actos previstos para oficializar el relevo en el Trono del Crisantemo. Unos actos en los que estarán presentes representantes de 194 países, entre ellos miembros de otras casas reales como las de Holanda, Bélgica, Suecia, Luxemburgo o Reino Unido.

Felipe VI, poco más de una hora después de su llegada a Tokio junto a la Reina, se entrevistó con Abe en un encuentro en el que estuvo acompañado por el ministro de Asuntos Exteriores español, Josep Borrell.

Además de resaltar los vínculos entre las dos monarquías y la importancia de que los dos países elevaran el año pasado a la categoría de estratégicas sus relaciones bilaterales, el Rey aprovechó para reiterar en persona a Abe su solidaridad y la de toda España ante las consecuencias del reciente tifón sufrido por su país.

Consideró que Japón ha demostrado una vez más su capacidad para sobreponerse a tragedias naturales tras ese tifón que ha provocado la muerte de casi 80 personas. Esa actitud demostrada ante este tipo de situaciones es lo que le llevó a calificar al país asiático como un ejemplo de superación para todo el mundo.

El primer ministro japonés agradeció esas palabras y destacó las grandes coincidencias en muchos ámbitos. Se detuvo especialmente en el hecho de que España y Japón comparten valores como la defensa de la libertad, la democracia, el Estado de Derecho y el imperio de la ley. Una coincidencia que puso en valor igualmente el ministro de Asuntos Exteriores nipón, Toshimitsu Motegi, en otro encuentro posterior que protagonizó con Borrell.

En el del Rey con Abe, el primero recordó que Tokio albergará el próximo año los Juegos Olímpicos y deseó a Japón éxito en su organización al tiempo que garantizó que habrá en ellos una gran presencia española.

No es la primera vez que el jefe del Estado español y el primer ministro japonés se reúnen, ya que éste fue recibido en el Palacio de la Zarzuela por Felipe VI el año pasado durante su visita oficial a España. Una visita en la que firmó junto al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, la elevación del rango de las relaciones entre los dos países.

Aparte de la reunión con Abe no habrá más entrevistas bilaterales de Felipe VI con otros dignatarios que acudan a la entronización de Naruhito ya que el protocolo japonés ha pedido a sus invitados que no haya ese tipo de encuentros.

A su llegada al aeropuerto de Haneda de Tokio, los Reyes fueron recibidos por el embajador español en Japón, Jorge Toledo, y el exembajador nipón en Madrid Satoru Satoh.

Felipe VI y la Reina Letizia acudirán en la mañana del martes a la ceremonia de entronización y por la noche al banquete que ofrecen a sus invitados los nuevos emperadores. Al día siguiente, se trasladarán a Seúl para realizar su primera visita de Estado a Corea del Sur.

Los comentarios de Disqus están cargando....