La televisión pública vasca emite un programa que cuestiona a Felipe VI y su sexualidad

El PP exigió este lunes en el Consejo de EITB una rectificación pública por la "parcialidad" y la "falta de pluralidad" que, a su juicio, caracterizaron un programa emitido en el canal en castellano de la televisión pública sobre la figura del Rey Felipe VI, en el que también, a juicio de los populares, se vertieron "acusaciones infundadas" y se produjeron "ataques a la intimidad".

El PP ha elaborado un informe sobre el programa 360 Grados que ETB-2 emitió el pasado 6 de octubre bajo el título Felipe VI, el último Rey de España al considerar que su contenido incurre “en un tratamiento informativo parcial”, incluye “acusaciones infundadas impropias del rigor que se le presupone a un ente público” e, incluso, hace referencia a la sexualidad del Rey.

En el programa, según el texto, se recurre a la “sexualidad” del monarca “como elemento que debe ser tenido en cuenta por la audiencia para valorar la trayectoria de la Casa Real”.

El PP detalla que la narradora de EITB advierte de que “los rumores sobre la sexualidad del Príncipe Felipe generaron tensiones que aún se recuerdan” y asevera que la homosexualidad “es un rumor que siempre ha acompañado a Felipe VI”.

Los populares señalan que el planteamiento de la conductora del programa “sorprende” hasta a uno de sus entrevistados, que alega: “A mí la sexualidad de la gente me da lo mismo”.

El PP censura también la “falta de pluralidad” en dicho programa, en el que sólo estuvieron representados “cuatro miembros activos de partidos políticos, todos ellos beligerantes con la figura del Rey de España”, en alusión a PNV, Bildu y ERC.

Reprocha que los testimonios recogidos presentan al Rey como miembro de “una familia con graves problemas de adaptación social”, como “un tipo bastante sectario”, “un señor sin escrúpulos con una ideología terriblemente reaccionaria”, o como autor de los discursos “más penosos, más lamentables y más peligrosos para la democracia” de la historia de España. Según critica el PP, esta última afirmación la realiza un representante de Bildu, “formación que en sus discursos públicos justifica aún el asesinato selectivo de seres humanos”.

Los populares también denuncian la “parcialidad manifiesta” del programa, que comienza con una voz en “off”, que pregunta: “¿Cuál es el poder que guía a Felipe más a la derecha que su padre?”. A su juicio, se da así “por hecho ante la audiencia que una figura institucional con perfil de centralidad tiene una filiación política determinada que nunca ha manifestado”.

El PP critica, además, que EITB, para referirse al discurso del Rey emitido tras el 1-O, señala que el monarca colocó a su espalda el retrato de Carlos III, definido por la narradora como “el rey que prohibió el catalán” y que aparece en la pintura “con un bastón que recuerda a una porra”.

El PP considera que en el programa se vertieron “acusaciones infundadas”. Señala que se recurre a una información de un medio externo, el diario catalán Ara, para defender que el Rey y el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy “llamaron a directivos y empresarios para forzar una fuga de empresas de Cataluña”.

“Llama la atención -denuncia- que de forma deliberada un medio público como EITB recoja una información publicada por un medio externo y la dé por buena sin que esta haya pasado los preceptivos controles periodísticos”.

Asimismo, el PP critica que el ente público “asuma” las tesis del periodista Alberto Lardiés, autor de La democracia borbónica, y asegure por boca de la periodista que conduce el programa que “pone nombre y apellidos a las élites que se reparten el poder y se enriquecen con la connivencia de la monarquía parlamentaria”.