La resistencia a los antibióticos se doblará en los próximos 20 años

La resistencia de las bacterias a los antibióticos se doblará en los próximos 20 años, según un nuevo estudio presentado este lunes en el Congreso Europeo de Gastroenterología (United European Gastroenterology-UEG Week), que este lunes ha comenzado en Barcelona.

La investigación ha permitido estudiar a 1.232 pacientes de 18 países de Europa y se ha centrado sobre los antibióticos usados para erradicar la bacteria Helicobacter pylori (H. pylori), cuya resistencia a los antibióticos ha aumentado de un 9,9 % en 1998 a un 21,6 % el último año, según los investigadores.

La resistencia a los medicamentos, que provoca más de 750.000 muertes cada año en todo el mundo, ocurre cuando la bacteria desarrolla la habilidad de sobrevivir a los antibióticos diseñados para matar o evitar el crecimiento de las bacterias.

El profesor de Bacteriología en la Universidad de Burdeos (Francia), fundador y actual secretario del Grupo de Estudio Europeo de Helicobacter y Microbiota, Francis Megraud, ha explicado que la infección de “H. pylori es aun compleja de tratar y requiere diversos medicamentos, pero las tasas de resistencia usadas en antibióticos, como la claritromicina, suben un alarmante 1 % cada año, y eso limita y hace ineficientes las opciones de tratamiento si estas permanecen subdesarrolladas”.

La infección por H. pylori es una de las más comunes y afecta a la mitad de la población mundial.

Esta bacteria puede generar inflamación de estómago, gastritis, que pueden conllevar úlceras pépticas y es el factor de riesgo que genera cáncer gástrico, la séptima causa de cáncer en Europa y la tercera del mundo.

Por este motivo, la OMS ha identificado la resistencia del H. pylori a la claritromicina (antibiótico) como una prioridad en la búsqueda y desarrollo de nuevos medicamentos.

La encuesta del estudio ha determinado que los países de la UE con una resistencia más alta a este antibiótico utilizado para tratar diversas infecciones son el sur de Italia (39,9 %), Croacia (34,6 %) y Grecia (30 %), mientras que España muestra una resistencia del 17,1 %.

El estudio detalla que la resistencia a la claritromicina es del 28,5 % en Polonia; del 26,9 % en Bulgaria; del 25,6 % en Irlanda;, del 23,5 % en Austria; del 22,5 % en Francia; del 22,2 % en Alemania; del 20 % en Portugal; del 17,4 % en Bélgica; del 17,1 % en España; del 16 % en Eslovenia; del 13 % en Lituania; del 9,2 % en Holanda; del 8,9 % en Noruega; del 6,8 % en Letonia y del 5 % en Dinamarca.

En el congreso UEG-Week Barcelona 2019 participan unos 14.000 especialistas, procedentes de 120 países, y se celebra hasta el próximo día 23 en la Fira Gran Vía.

Leer más noticias sobre