Rivera dice que quiere ser presidente para encarcelar a los que ‘rompan’ España

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha asegurado este domingo en Barcelona que quiere ser presidente del Gobierno para proteger a las familias y "meter en la cárcel" a quienes quieran romper España. "Yo no quiero ser presidente para tener un helicóptero o dormir en La Moncloa. Yo quiero ser presidente del Gobierno para defenderos a todos, proteger a las familias españolas y meter en la cárcel a los que intenten romper este país", ha dicho textualmente Albert Rivera durante una concentración con formato de mitin en la plaza de Sant Jaume de Barcelona.

En el acto, al que han asistido centenares de personas, le han acompañado la portavoz de Cs en el Congreso, Inés Arrimadas, y la líder del partido en Cataluña, Lorena Roldán.

En un espacio emblemático para el independentismo, frente a la sede de la Generalitat, el aspirante de Ciudadanos a la Presidencia del Gobierno ha dicho además que el jefe del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, tiene en su mano sacar a Quim Torra de la Generalitat mediante la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Entre gritos de “basta ya” y “libertad” y cánticos de “yo soy español”, Albert Rivera ha llamado “valientes” a quienes han acudido a la concentración convocada por Ciudadanos y les ha dicho que “no hay nada más español que ser un español en Cataluña”. “Os prometo que después del procés hay vida, que después de la violencia vendrá la democracia. Somos muchos más los españoles que queremos vivir juntos que los necios y radicales que nos quieren separar en estos momentos”, ha afirmado Albert Rivera.

Tras asegurar que ha llorado al ver las calles de su ciudad natal convertidas en un “símbolo de los radicales”, el líder de Cs ha dicho que no habrá “fuego”, “barricada”, “adoquín” o “señalamiento” que pueda acabar con España. “Y cuando lo intenten acabarán en la cárcel”, ha advertido.

Ha aludido además el presidente de Ciudadanos al cántico “las calles serán siempre nuestras”, coreado por los independentistas en sus enfrentamientos con la policía, para replicar que en Cataluña viven siete millones de personas y “las calles son de todos”. “Las calles son también nuestras”, ha exclamado Albert Rivera, como también lo son -ha dicho- las escuelas, la televisión pública y las instituciones.

El líder de Ciudadanos ha asegurado que las fuerzas policiales solo molestan “a los delincuentes”. “Viva la Policía, la Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra”, ha asegurado Albert Rivera. También ha dicho que le ofreció a Pedro Sánchez su apoyo si defendía a los catalanes “y no quiso”, y se ha preguntado “a qué están esperando para echar a Torra”.

Las afirmaciones de Rivera han provocado ya reacciones de otros dirigentes políticos, especialmente su compromiso de encarcelar a todo aquél que quiera romper España. Tanto el ministro José Luis Ábalos como el concejal del Ayuntamiento de Barcelona Manuel Valls le han recordado que son los jueces los únicos que pueden mandar a prisión a quien incumpla la ley.