La ultraderecha se impone de nuevo en las elecciones de Suiza

Los Verdes han conseguido auparse como cuarta formación política y aspiran con ello a entrar en el Gobierno

El gran ascenso de los Verdes, que han conseguido auparse como cuarta formación política del país y aspiran con ello a entrar en el Gobierno, es lo más destacado de las elecciones parlamentarias celebradas hoy en Suiza, en las que los conservadores volvieron a ser el partido más votado.

Los primeros resultados parciales tras el cierre de los colegios electorales a las 12.00 hora local (10:00 GMT) dan a los conservadores de la Unión Democrática del Centro (UDC), el partido del presidente Ueli Maurer, un 25,6 % de los votos.

La formación, con un discurso crecientemente crítico con la inmigración y partidario de limitar las relaciones con la Unión Europea, perdería 3,8 puntos con respecto al porcentaje logrado en las anteriores elecciones de 2015, pero se mantiene como la formación más votada, como en los últimos 20 años.

El Partido Socialista de la vicepresidenta Simonetta Sommaruga lograría el 16,5 % los votos, retrocediendo también con respecto a hace cuatro años (2,3 puntos menos), mientras que el Partido Liberal Radical se mantiene como la tercera formación del país con un 15,5 % de las papeletas (0,9 puntos menos que en 2015).

En la cuarta posición irrumpen los Verdes, el partido de izquierda liderado por Regula Rytz, que ha superado las proyecciones de los sondeos y conseguiría un 13 % de los votos (5,9 puntos más que en 2015), superando por primera vez al centrista Partido Demócrata Cristiano, con un 11,8 % de las papeletas.

El ascenso de los Verdes podría llevarles a una histórica entrada en el Consejo Federal, el Gobierno de siete miembros que desde 1959 ha estado siempre compuesto por una “gran coalición” de conservadores, socialistas, liberales y democristianos.

La formación de ese Gobierno será votada en diciembre, durante la primera reunión de las dos cámaras cuya composición se define hoy, aunque la presencia de unos u otros partidos en el Consejo Federal no es siempre reflejo matemático de los escaños obtenidos y deberá consensuarse en las próximas semanas mediante negociaciones.

Los analistas explican el ascenso de los Verdes por la mayor importancia que en la campaña ha tenido la lucha contra el cambio climático, en un año marcado por numerosas protestas por el clima en diversas ciudades suizas, protagonizadas por jóvenes que se unieron a las huelgas iniciadas por la sueca Greta Thunberg.

“Las cuestiones ecológicas explican la progresión de nuestro partido”, opinó para la televisión nacional RTS la vicepresidenta de los Verdes, Lisa Mazzone.

En el mismo espectro de la izquierda, el Partido Socialista se mostró contento de que hayan sido los Verdes los que hayan protagonizado un mayor progreso electoral, tras conocerse los resultados preliminares, y la UDC los consideró un éxito tras mantenerse como la formación más votada.

Los liberales, por voz de su vicepresidente Christian Lüscher, aseguraron que pese al leve retroceso de su formación el resultado “podría haber sido peor si nuestra presidenta (Petra Gössi) no hubiera dado un claro viraje climático” en campaña.