Johnson manda a la UE una carta no firmada pidiendo la prórroga del Brexit

El primer ministro ha enviado dos carta a la UE, una en nombre del Parlamento británico y la otra en su nombre asegurando que él está en contra de una nueva prórroga

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha enviado a la Unión Europea (UE) una carta en la que se solicita una prórroga del Brexit más allá del 31 de octubre, pero sin firmarla, según indicaron los medios.

En esa misiva se puntualiza que se trata de una carta del Parlamento, y va acompaña por una segunda en la que manifiesta que él, como primer ministro, no pide un retraso de la salida de la UE.

El jefe del Gobierno se ha visto obligado a remitir las cartas después de que el Parlamento aprobase una enmienda que obligaba a solicitar a la UE una prórroga de la retirada británica.

La iniciativa llevó al Gobierno a retirar la planeada votación del acuerdo del Brexit que Johnson negoció con la UE.

La enmienda, introducida por el diputado independiente Oliver Letwin, fue aprobada por 322 votos a favor y 306 en contra en una sesión extraordinaria en la Cámara de los Comunes.

Así, el “premier” tenía de plazo hasta antes de la próxima medianoche para solicitar a Bruselas una prórroga del “divorcio” británico en virtud de la Ley Benn, que establece esa exigencia si el Gobierno no tenía aprobado para hoy un acuerdo del “brexit”.

Johnson envió también esta tarde una carta a los diputados para decirles que una prórroga no es la solución a la crisis.

“La próxima semana, este Gobierno va a introducir la legislación que necesitamos para salir de la Unión Europea con nuestro gran nuevo acuerdo el 31 de octubre”, señaló Johnson en la carta remitida este sábado a los parlamentarios.

“Es bien posible que nuestros amigos en la UE rechacen la petición del Parlamento de otro retraso. En estas circunstancias, espero que mis colegas de todos los sectores de la cámara (baja) se enfrenten con la opción de (apoyar) nuestro gran acuerdo o no tener acuerdo”, añadió la misiva.

La enmienda aprobada está pensada para funcionar como salvaguarda de seguridad en caso de que el trámite parlamentario de la ley del “brexit” no quede completado para el próximo día 31 y evitar que el Reino Unido salga de la UE sin acuerdo.