Borràs reclama que ‘se corten de raíz’ los ‘excesos inadmisibles’ de los Mossos

La exconsellera y candidata de JxCat al 10N Laura Borràs ha criticado este domingo los "excesos policiales inadmisibles" de los Mossos d'Esquadra y ha remarcado: "No podemos protestar contra la represión del Estado y no cortar de raíz la nuestra". Borràs ha pronunciado un discurso al término de la reunión de candidatos de JxCat a las generales, que han posado a su lado con fotos de los cuatro condenados del "procés" que presentaron como cabezas de lista: Jordi Turull, Josep Rull, Joaquim Forn y Jordi Sànchez.

La portavoz en el Congreso ha subrayado que JxCat no desea una “revolución violenta”, si bien ha afirmado que estos días los jóvenes han mostrado su “ira” con “movilización de día y también resistencia de noche” tras vivir unos “excesos policiales inadmisibles”.

“No podemos protestar contra la represión del Estado y no cortar de raíz la nuestra”, ha afirmado Borràs, en una crítica a las actuaciones de los Mossos d’Esquadra, cuyo máximo responsable político es el conseller del Interior, Miquel Buch, de la misma formación.

Borràs ha admitido que venían de un “idilio” con los Mossos tras sus actuaciones en los atentados terroristas del 17 de agosto de 2017 y en el referéndum unilateral del 1 de octubre del mismo año.

“Queremos poder volver a sentirnos orgullos” de los Mossos d’Esquadra “porque nos defienden, no porque algunos de sus elementos nos atacan”, ha añadido.

Borràs ha señalado en esta línea que se han visto actuaciones “indecentes, vergonzosas e indignas” de los Mossos d’Esquadra, frente a manifestantes “desarmados” y periodistas.

Si bien ha expresado su rechazo a la violencia en las calles como “atajo” para llegar a la independencia, Borràs ha remarcado que “la violencia policial es la más grave”, porque a un policía le “corresponde velar por la ciudadanía, no atacarla”.

La portavoz de JxCat en el Congreso ha remarcado que la ciudadanía pide a los políticos que “espabilen” y ha incido en la necesidad de “tomar la iniciativa” con el fin de encontrar una solución al conflicto catalán que no deje espacio a los que piensan que “la violencia es un atajo”, algo que, ha insistido, no comparten.