Se elevan a 73 los migrantes llegados a Baleares desde el jueves

En lo que va de 2019, han llegado más de 415 migrantes en pateras a Baleares

La Guardia Civil ha detenido a seis personas de una patera que ha llegado esta madrugada a cala en Tugores, al sur de Mallorca, y otros ocho migrantes han sido trasladados por Salvamento Marítimo al puerto de Ibiza tras recogerlos de una embarcación hallada a la deriva a 40 millas de Formentera.

Estas dos embarcaciones se suman a las 5 llegadas entre el jueves por la noche y el viernes a Baleares, con al menos 59 migrantes.

La embarcación con migrantes de Mallorca ha sido detectada la pasada madrugada por el radar del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE), ha informado la Delegación del Gobierno en Baleares.

La patera ha tocado tierra en Cala en Tugores, la playa más al sur de Mallorca, en el municipio de Santanyí.

En cuanto a la otra embarcación, un buque mercante la ha avistado con ocho personas a bordo esta mañana a 40 millas de Formentera. Ha avisado a Salvamento Marítimo que se ha desplazado hasta el punto, mientras el helicóptero de la Guardia Civil verificaba la posición de la embarcación desde el aire.

La lancha de Salvamento Marítimo ha llevado los migrantes hacia el puerto de Ibiza, donde han desembarcado sin incidentes.

Con estas dos, son siete las pateras llegadas a las islas desde la noche del jueves y en total han sido detenidos 73 migrantes, de los que siete son menores.

A Mallorca han llegado cuatro de ellas, con 47 migrantes hasta el momento (cinco menores); otra se encontró en Formentera, donde fueron detenidos 13 ocupantes (de los que dos menores y otros tres aseguran serlo), y otra más en Menorca, donde ha habido cinco detenciones. Se suma la llevada a Ibiza, con ocho ocupantes.

En lo que va de 2019, han llegado más de 415 migrantes en pateras a Baleares, el grueso de ellos a partir del 5 de agosto (antes de esa fecha solo había llegado una embarcación con dos ocupantes).

En 2017, llegaron 277 personas en 23 embarcaciones a Baleares y en 2018 fueron 199 personas en 17 embarcaciones. Todos ellos fueron devueltos a sus países de origen.