Marlaska defiende que hay ‘proporcionalidad’ policial y niega que estén ‘desbordados’ pese a la situación

Las protestas violentas se saldaron anoche con 182 heridos, la mayoría en Barcelona, y 83 detenidos

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha negado que la policía y el Estado estén “desbordados” pese a una situación de “orden público grave” y ha remarcado que los agentes están actuando con “proporcionalidad” ante un “vandalismo indiscriminado” que ha asegurado que no quedará impune.

“No estamos desbordados, es una situación de orden público grave”, pero ante la que “el Estado está dando respuesta”, ha afirmado Marlaska.

Lo ha dicho en rueda de prensa desde la Delegación del Gobierno en Cataluña este sábado, tras reunirse con el conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, para abordar los disturbios de esta semana en Cataluña durante las protestas contra la sentencia del 1-O.

Además ha reclamado al presidente de la Generalitat, Quim Torra, y al Govern que condene la violencia. Así ha juzgado que lo que debe hacer de forma “urgente” Torra es “sentarse con todos los catalanes y restablecer la convivencia”.

En todo caso, ha remarcado que Pedro Sánchez ya ha manifestado que el conflicto catalán se debe encauzar por la vía de “Constitución, ley y diálogo”.

Grande-Marlaska ha criticado que tras cinco días de altercados “no se ha producido una condena firme” de la violencia por parte de Torra, algo que “nadie entiende”.

Además, ha criticado que el presidente de la Generalitat “no se solidarice” con los agentes que trabajan en las calles estos días y, en este contexto, le ha instado a “elegir el camino de las instituciones democráticas, porque no hay otro camino”.

Marlaska ha visitado por la mañana, junto con la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, a agentes de la Policía Nacional heridos en las protestas, que se encuentran en el hospital Sagrat Cor de Barcelona.

En concreto, ha visitado a los cuatro que todavía siguen ingresados y ha agradecido el esfuerzo al equipo médico que los atiende, con el que se ha reunido. También ha visitado la Delegación de Gobierno, donde ha atendido a los medios de comunicación.

Aislamiento de los violentos

El gabinete de seguimiento de los disturbios en Cataluña, que ha presidido este martes el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha llamado al “aislamiento de las personas con actitud violenta”.

La reunión ha analizado desde las ocho de la mañana los disturbios de anoche en Cataluña, tras la quinta jornada consecutiva de protestas violentas en diferentes puntos del territorio, sobre todo, en la capital catalana.

Además de Torra, han participado el vicepresidente catalán, Pere Aragonès; el conseller de Interior, Miquel Buch; la consellera de Presidencia, Meritxell Budó; la titular de Justicia, Ester Capella, y la de Sanidad, Alba Vergés.

Según informa Presidencia de la Generalitat, durante la reunión se han evaluado los altercados de anoche así como el dispositivo de seguridad que se desplegó.

En el encuentro se ha destacado la “necesidad de hacer un llamamiento a la movilización pacífica y cívica, y al aislamiento de las personas con actitud violenta”.

Asimismo, en la reunión se ha acordado la comparecencia de Torra este mediodía en el Palau de la Generalitat y la de Buch en el departamento de Interior.

182 heridos y 83 detenidos

Por quinto día consecutivo, las protestas violentas se saldaron anoche con heridos, 182, la mayoría en Barcelona, donde resultaron lesionadas 152 personas, según informa el Sistema Catalán de Emergencias (SEM).

De las personas que resultaron heridas en la capital catalana, 50 tuvieron que ser trasladadas a un centro sanitario, mientras que 102 fueron atendidas y dadas de alta en el lugar de los incidentes.

La estación del paseo de Gràcia de Barcelona se ha reabierto a las 5.00 horas de este sábado tras ser cerrada el viernes por la presencia de manifestaciones en la zona, y el servicio de Rodalies funciona con normalidad.

Fuentes del Gobierno han explicado a Europa Press que la limitación de velocidad del tramo de Girona de alta velocidad se ha subido de los 30 km/h a los 80 km/h, y en Barcelona se ha cerrado un acceso a la estación de Sants a petición de la policía por la plaza Joan Peiró por la presencia de unos centenares de manifestantes.

El único incidente a las 10.30 horas de este sábado es el corte que protagonizan decenas de manifestantes independentistas en la carretera AP-7 en sentido sur, a la altura de la Jonquera –en la frontera con Francia–, que aún se mantiene este sábado a las 11 horas.

El aeropuerto funciona sin incidencias, aunque se han producido aglomeraciones en los controles de seguridad y de pasaportes, por lo que varios pasajeros han adelantado su llegada.

Tampoco hay incidentes en el puerto, que ha funcionado con normalidad durante la noche y en el que la estiba se incorporó al trabajo el viernes a las 20 horas.

RELACIONADO