Los violentos se ceban con la policía nacional en la quinta noche de disturbios en Barcelona

La violencia de los manifestantes se ha cebado con la Policía Nacional la quinta noche de disturbios en Barcelona. Miles de manifestantes independentistas se enfrentaron con ellosl en la zona de la plaza Urquinaona de Barcelona y generaron unos altercados que han subido progresivamente de intensidad hasta convertirse en una batalla campal, en una protesta que había comenzado ante la Jefatura del CNP en Via Laietana. Los grupos de manifestantes se dispersaron hacia otros puntos de la ciudad poco antes de la medianoche. Tras su paso, han dejado la zona con paradas de autobús rotas, macetas y papeleras volcadas, y adoquines en el suelo. La noche se ha saldado con 54 detenidos, además se eleva a 182 el número de heridos, 18 de ellos policías. Paralelamente, las cinco marchas independentistas han confluido este viernes en el centro de Barcelona en una masiva manifestación para protestar contra la sentencia del procés con más de medio millón de asistentes, según la Guardia Urbana. Los cortes de carreteras y autopistas, así como las cancelaciones de vuelos y del transporte por ferrocarril, tanto el de larga distancia como el de cercanías, han sido los efectos más visibles de la huelga general que se celebró este viernes en Cataluña convocada por el movimiento independentista y con el apoyo expreso del Govern que preside Quim Torra. La huelga general registró un seguimiento desigual, inferior al 50 % en la mayoría de sectores excepto en las universidades y el comercio.

Los Mossos d’Esquadra detuvieron anoche a cincuenta y cuatro personas en la quinta noche de protestas violentas en Cataluña contra la sentencia del “procés”, un operativo policial en el que además resultaron heridos dieciocho agentes, según ha informado a Efe la policía catalana.

De los cincuenta y cuatro detenidos, todos ellos por desórdenes públicos y “atentado a agentes de la autoridad”, doce fueron arrestados en Barcelona, donde se vivieron escenas de gran violencia en la vía Layetana, donde se encuentra la comisaría de la Policía Nacional, y en la plaza Urquinaona. Además, en vía Layetana la Policía Nacional detuvo a otras diez personas.

En cuanto a los detenidos por los Mossos d’Esquadra en el resto de Cataluña, dieciocho personas fueron arrestadas en Lledia, doce en Girona, nueve en Tarragona, dos en la zona central y uno en Sant Celoni.

El Sistema d’Emergències Mèdiques (SEM) ha atendido a 182 personas heridas el viernes en Cataluña, 152 de ellas en Barcelona.

El SEM ha informado de que 50 de los heridos en Barcelona requirieron traslado a un centro médico, mientras que el resto fueron dados de alta in situ.

Fuera de la capital catalana, el SEM atendió a siete personas en Tarragona, 12 en Girona, seis en Lleida, una en la C-58 a la altura de Barcelona, una en Terrassa (Barcelona), una en Alella (Barcelona), una en Montcada i Reixac (Barcelona) y otra en Molins de Rei (Barcelona).

De los agentes heridos, diez fueron en Barcelona, cinco en Girona y tres en Lleida. El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha cifrado en 207 el número de agentes de las fuerzas de seguridad heridos en los disturbios en Cataluña con motivo de las protestas por la sentencia del “procés” a los que hay que sumar los del esta noche. Según él, son unos 400 los independentistas violentos que están protagonizando los ataques contra las Fuerzas de Seguridad en Vía Laietana “de forma organizada” contra la Policía Nacional y en una zona específica.

También ha destacado los diez detenidos, cuatro de ellos menores, por los altercados en los alrededores de la Jefatura, y ha añadido que desde el lunes los jueces ha enviado a prisión provisional a nueve radicales. Además de los 207 agentes heridos, el ministro ha lamentado los casi 800 contenedores que se han quemado y los daños en 107 vehículos de la Policía Nacional y de los Mossos.

Los Mossos d’Esquadra han accedido esta noche a la Via Laietana con una tanqueta de agua hasta ahora nunca utilizada en Cataluña para abrir paso a los vehículos policiales entre las barricadas que ocupan la calzada por la manifestación independentista. Los Mossos han informado en su cuenta de Twitter de que van a proceder a utilizar este “camión hidrante”, que ya sacaron a la calle el pasado miércoles en otra protesta en la confluencia de la Gran Vía con la calle Marina, aunque en aquella ocasión no lo usaron.

Tras siete horas de disturbios, la Policía Nacional y los Mossos han dispersado a los manifestantes indepedentistas que han mantenido altercados hasta las 23.00 en la zona de la plaza Urquinaona de Barcelona y las barricadas y las hogueras se han desplazado al paseo de Gràcia y la Gran Via. La Policía Nacional dispersó a los manifestantes en la plaza Urquinaona usando pelotas de goma, botes de humo y gas lacrimógeno.

La Policía Nacional y los Mossos han dispersado a los manifestantes indepedentistas que han mantenido altercados hasta las 23.00 en la zona de la plaza Urquinaona de Barcelona más de cuatro horas, y las barricadas y las hogueras se han desplazado al paseo de Gràcia y la Gran Via.

Un agente de la Policía Nacional que intervenía en el dispositivo de seguridad ha quedado momentáneamente inconsciente tras caer al suelo y recibir en la cabeza el impacto de un objeto grande y contundente lanzado por los manifestantes. Además, otros seis agentes ha reusltado también heridos en los disturbios.

Los establecimientos de la zona han cerrado sus puertas y persianas, y hay vecinos que aprovechan momentos en los que la tensión baja para entrar en sus casas.

Fuentes policiales han informado de que también ha habido lanzamiento de bolas de acero y que los manifestantes, “grupos violentos que actúan de manera organizada”, también cortan señales de tráfico con sierras.

Los manifestantes se han concentrado esta tarde en la Via Laietana con la intención de avanzar hacia la Jefatura de la Policía Nacional. Los concentrados han levantado barricadas, con contenedores de basuras volcados, y han encendido hogueras en medio de la calzada de la Via Laietana, tras las que se parapetan para arrojar objetos a la línea policial.

Un fotógrafo que cubría la manifestación ha resultado herido, con una brecha abierta en la cabeza, por uno de los objetos lanzados contra la línea policial. También han sido agredidos dos reporteros de TVE que cubrían los disturbios.

La Policía se ha llevado detenido al fotoperiodista de ‘El País’ Albert Garcia durante los disturbios en la Via Laietana. Según ha podido comprobar Europa Press, le han puesto las esposas en la confluencia de Urquinaona con Pau Claris y le han llevado esposado hasta un furgón policial. Para esposarle, un grupo de antidisturbios le ha tirado al suelo y le ha reducido, y los motivos de la detención no han trascendido.

Más de veinte furgones antidisturbios de la Policía Nacional se han desplegado a lo ancho de la Via Laietena para impedir el paso a los manifestantes, que les han arrojado piedras, bengalas, elementos de pirotecnia, botellas de cristal y otros objetos contundentes. También se han desplazado con los furgones policiales en “carrusel” por la calzada de la Via Laietana para forzar la dispersión de los manifestantes, maniobras que de momento no han tenido éxito.

Los agentes han cargado en varias ocasiones y han disparado salvas para dispersar a los manifestantes violentos, que retroceden por la intervención policial pero vuelven a situarse al frente de la manifestación para reanudar sus ataques a los antidisturbios.

Manifestación pacífica de las “Marchas por la libertad”

Más de medio millón de personas, según la Guardia Urbana, se han concentrado este viernes en el paseo de Gràcia de Barcelona, muchas de ellas llegadas a pie de diferentes puntos de Cataluña para protestar contra la sentencia del “procés”, en una jornada que termina de nuevo con disturbios en las calles.

Las denominadas Marchas por la libertad, impulsadas por la ANC y Òmnium Cultural y que iniciaron su andadura el miércoles desde Vic, Berga (Barcelona), Tàrrega (Lleida) Girona y Tarragona -más una sexta columna de un solo día desde Castelldefels (Barcelona)-, han confluido este viernes en el centro de la capital catalana.

Allí estaba convocada una manifestación a las 17.00 horas pero, ante el alud de gente, se ha convertido prácticamente en una concentración, que ha desbordado el paseo de Gràcia. La Guardia Urbana ha cifrado a participación en 525.000 personas y los sindicatos independentistas convocantes, Intersindical-CSC e IAC, la han aumentado a 750.000 participantes.

La concentración ha transcurrido en un ambiente festivo y pacífico -parecido al de las concentraciones de la Diada-, con numerosas esteladas y proclamas a favor de los líderes independentistas condenados por el Tribunal Supremo, sin registrarse incidentes hasta que ha sido desconvocada sobre las 18.30 horas.

Desde el escenario de la movilización en paseo de Gràcia, situado a la altura de Diputación, la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, ha llamado a las fuerzas independentistas a “defender y sostener una declaración de independencia”.

El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, condenado a 9 años de cárcel por sedición, ha pedido por su parte a los catalanes -a través de una carta leída por el vicepresidente de la entidad, Marcel Mauri- que se mantengan “unidos y no violentos” a pesar de “los intentos de escarmiento” y la “represión” por parte del Estado.

A través de Twitter, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, no ha entrado en valoraciones políticas sobre la hoja de ruta y se ha limitado a aplaudir las “marchas por la libertad”: “¡Muchas gracias a todos los que habéis demostrado la fuerza cívica y pacífica del movimiento independentista! ¡Ganaremos y adelante, siempre adelante!”, ha señalado Torra, después de que este pasado jueves lanzara en el Parlament su propuesta de ejercer la autodeterminación esta la legislatura.

Sobre esta propuesta, el candidato de ERC al Congreso de los Diputados Gabriel Rufián ha dicho, en unas declaraciones a los periodistas antes de participar en la manifestación, que su formación está “para solucionar las cosas” y no para vender “humo, ni magia, ni simbolismo”.

La portavoz de JxCat en el Congreso y también candidata al 10-N, Laura Borràs, ha asegurado por su parte que la sentencia del “procés” “no romperá la convivencia” en Cataluña.

Uno de los sindicatos convocantes, la Intersindical-CSC, ha calificado la huelga general como la “más grande de la historia de Cataluña” y ha cifrado la participación en la manifestación en 750.000 personas.

En otros puntos de Cataluña también ha habido manifestaciones y especialmente numerosa ha sido la de Girona donde unas 60.000 personas, según los Mossos, han participado en la protesta. Girona vive otra nueva noche de enfrentamientos después de una manifestación a las puertas de los juzgados que esperaba a otra contraria a la independencia de Cataluña que se había convocado a las 20:00 horas. El grupo, formado por un centenar de individuos ataviados muchos de ellos con banderas españolas y que lanzaban proclamas a favor de la unidad de España, se ha situado junto a la Subdelegación del Gobierno, mientras que la policía evitaba cualquier contacto entre ambos bandos.

En Tarragona, unas 10.000 personas, según la Urbana, se han concentrado en la plaza Imperial Tarraco y han desfilado hasta la plaza de la Font de Tarragona en un acto sin festivo y sin incidentes ya que apenas una docena de personas han secundado una convocatoria a favor de la unidad de España realizada a través de las redes sociales en la plaza Cuba, tomada por un fuerte despliegue policial. Sin embargo, tras acabar la manifestación, los Mossos d’Esquadra han cargado contra un grupo de manifestantes violentos que lanzaban objetos y elementos de pirotecnia contra la sede de la Subdelegación del Gobierno.

Seguimiento desigual de la huelga

El seguimiento de la huelga general fue desigual con una elevada afectación en el comercio (entre el 60 % y el 80 %), la enseñanza pública (42,5 %) y las universidades (90 %), y menor en la función pública (35 %) y la sanidad (20 % en la pública y la concertada).

Unos 13.800 estudiantes, según la Guardia Urbana, se manifiestan este viernes desde la plaza Universidad de Barcelona, en el marco de la huelga general independentista, donde se celebra también allí el piquete central del paro impulsado por Intersindical-CSC y la IAC. Los estudiantes han iniciado pasadas las 12 horas la marcha con una pancarta que reza ‘Por la república catalana’, con cánticos a favor de la independencia y en favor de la huelga general. Un grupo se ha detenido ante el edificio de la Jefatura Superior de Policía de la Via Laietana y ha arrojado huevos, latas, botellas de plástico y rollos de papel higiénico contra los policías que la custodian. El edificio está protegido por vallas y varias dotaciones de la Policía Nacional y de los Mossos d’Esquadra. Delante de ellos, algunos estudiantes con pasamontañas, ha proferido insultos e improperios a los agentes coreando eslóganes como “somos gente de paz”, “somos estudiantes, no criminales”, “dónde está nuestra policía” o “no sois nada sin farlopa”.

Otro incidente que ha marcado la mañana ha sido el protagonizado por varios centenares de manifestantes independentistas que han increpado a la diputada del PP por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, con gritos de “fascista, hija de puta”, entre otros improperios, frente al ayuntamiento de Barcelona, en la plaza Sant Jaume. “Mal follada”, “argentina de mierda” o “vete a tu país” han sido otros de los insultos que han inferido a la diputada del PP, que se dirigía al consistorio para mantener un encuentro con su grupo municipal y que ha tenido que ser protegida por los mossos. “Xenófobos”, “id al colegio o a trabajar”, “aprender algo sobre democracia y Estado de derecho”, les ha respondido la política popular, que ha mantenido la calma e incluso ha saludado con ironía a los que la insultaban y le dirigían proclamas de “independencia”. El incidente se ha producido apenas minutos después de que los estibadores del puerto de Barcelona le trasladaran a la alcaldesa, Ada Colau, sus quejas laborales en esta jornada de huelga en Cataluña.

Aparte de los cortes de calles que se han producido a primera hora, la huelga ha obligado a cerrar el acceso a algunos de los principales museos y monumentos catalanes. En concreto, la Sagrada Familia se ha visto obligada a cerrar el acceso y otros centros como el Macba, el CCCB, La Virreina y Museu del Disseny han cerrado por completo. La Sagrada Familia ha abierto puertas este viernes, pero centenares de personas convocadas por Pícnic x República se han concentrado en el lugar y sobre las 11.30 han bloqueado los accesos al templo, por lo que se han cerrado las instalaciones. En un tuit, la Sagrada Família ha explicado que no podía garantizar el acceso a la Basílica debido a la manifestación, pero que permanecería abierta “siempre que se pueda garantizar la seguridad y la calidad de la visita”.

Por otra parte, los Mossos d’Esquadra han intervenido una bombona de gas manipulada que estaba abandonada en el centro de Barcelona y ya la han retirado de la vía pública. La bombona de gas manipulada se ha localizado pasadas las 05.00 horas en la Ronda de Sant Pere, cerca del paseo de Gràcia de Barcelona, uno de los escenarios de los disturbios en las últimas noches en las protestas contra la condena a la cúpula del “procés”. Artificieros de los Tedax de los Mossos d’Esquadra se han desplazado al lugar y han retirado la bombona de la vía pública para poder analizar su composición. Según detalla el diario El País, la bombona manipulada, de gas helio con una pequeña mecha encendida, ha provocado una llama, aunque no hay peligro de que estalle.

La huelga ha provocado la cancelación preventiva de 55 vuelos en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat, que por lo demás ha arrancado el día con normalidad. La mayor parte de los vuelos cancelados, 36, debían ser operados por la aerolínea Vueling, que ayer ya anunció que los anulaba preventivamente. También se han cancelado 12 vuelos del Puente Aéreo Madrid-Barcelona de Iberia y el resto corresponden a otras compañías aéreas.

A pesar de estas cancelaciones, las primeras horas se han desarrollado con normalidad en el aeropuerto, bajo un fuerte dispositivo policial, con presencia tanto de Mossos d’Esquadra como de Policía Nacional y Guardia Civil en distintos puntos para evitar que se repitan situaciones como las del pasado lunes, cuando miles de manifestantes colapsaron la instalación. A las 08.00 horas de hoy ha partido desde Castelldefels una manifestación de independentistas que podría pasar cerca del aeropuerto.

Los grandes hospitales públicos y concertados de Barcelona y del área metropolitana funcionan con normalidad esta mañana de huelga general en los servicios de urgencias. Apenas se han producido alteraciones en las actividades previstas. Los servicios mínimos garantizan la atención en urgencias al 100%, especialmente las unidades de cuidados intensivos (UCI), unidades coronarias, neonatología, radioterapia, quimioterapia y hemodiálisis.

RELACIONADO