La tecnología pondrá rostro a “la madre del sonajero” fusilada en Palencia

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Palencia ha impulsado la realización de una aproximación facial del rostro de Catalina Muñoz, conocida como "la madre del sonajero" porque fue fusilada en 1936 y enterrada junto al sonajero de su hijo en Palencia.

Catalina Muñoz Arranz tenía 37 años cuando fue fusilada el 22 de septiembre de 1936 y enterrada en el antiguo cementerio de la Carcavilla, hoy un parque infantil, donde fue localizada durante la exhumación realizada en 2011, según ha recordado la ARMH de Palencia este jueves en un comunicado.

Junto a su cuerpo, destacaba la presencia de un objeto excepcional, un sonajero, el único de estas características recuperado en las cerca de ochocientas fosas exhumadas en España hasta la actualidad.

El pasado septiembre Catalina Muñoz fue homenajeada por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica en el parque de La Carcavilla, donde entre 2009 y 2012 tuvieron lugar las exhumaciones que permitieron recuperar el cuerpo de 108 víctimas e identificar a 67 de ellas.

Fue un trabajo realizado por la Sociedad de Ciencias Aranzadi, el departamento de Biología de la Universidad Autónoma de Madrid y la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica.

Catalina Muñoz fue la única mujer fusilada tras sentencia judicial militar y. según consta en el sumario judicial, fue detenida acusada por algunos vecinos de haber amenazado a las autoridades y haber lavado la ropa de su marido tras una reyerta con falangistas poco antes de la guerra.

Catalina Muñoz tenía 37 años cuando la asesinaron y dejó a cuatro hijos, el mas pequeño un bebe de nueve meses, que no conservan ninguna fotografía de su madre.

Para solventarlo se ha empleado una técnica forense que permite realizar una aproximación facial a su rostro partiendo del cráneo, cuyos autores han sido la artista forense Alba Sanín, y el médico y antropólogo forense Fernando Serrulla, que colabora desde 2003 con la recuperación, estudio e identificación de víctimas de la Guerra Civil y el Franquismo.

Ambos participarán en el acto organizado por la ARMH el próximo sábado en Palencia para presentar esta aproximación facial del rostro de Catalina a su familia.