Competición aplaza el clásico y Madrid y Barça acuerdan jugar el 18 de diciembre

El FC Barcelona y el Real Madrid han propuesto al Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), ante el aplazamiento obligado del Clásico que se tenía que disputar en el Camp Nou el 26 de octubre y a petición del comité, jugarlo el 18 de diciembre.

“Recibida la resolución del Comité de Competición de la RFEF de aplazar definitivamente el partido alegando ‘circunstancias excepcionales’, y dado que establece que los clubes acuerden una nueva fecha para la celebración del partido antes del lunes, el club propondrá la fecha del 18 de diciembre”, manifestó el Barça.

Poco después, el Real Madrid también dio su visto bueno a esta fecha. “Ante la resolución del Comité de Competición de la RFEF de aplazar el partido que se debía disputar el sábado 26 de octubre entre el FC Barcelona y el Real Madrid CF, y que establece que los clubes acuerden una nueva fecha para la celebración del mismo, el Real Madrid comunica que la fecha propuesta por ambos clubes es la del 18 de diciembre”, admitió en un comunicado.

Competición, tras confirmar el aplazamiento del partido por causas de fuerza mayor, en referencia a los disturbios acaecidos en Barcelona y Cataluña y la convocatoria de una manifestación soberanista para el día 26 de octubre, pidió a ambos clubes que, antes del lunes, propusieran una nueva fecha para el Clásico, siempre con el Camp Nou como escenario.

Además, el club blaugrana, que trasladó este jueves al Comité de Competición de la RFEF su negativa a jugar el partido en el Santiago Bernabéu –-como había propuesto LaLiga–, reitera que su voluntad era seguir con el plan previsto. “El deseo del club habría sido jugar el Clásico en el Camp Nou el día 26, tal como estaba previsto. El club tiene una confianza absoluta en la actitud cívica y pacífica de su masa social, que siempre se expresa en el Camp Nou de manera ejemplar”, manifestó.

Además, desde el Barça lamentan las “molestias” que este aplazamiento pueda ocasionar a socios, peñistas y aficionados, e informa que ya ha activado los procedimientos necesarios para devolver el dinero de las entradas adquiridas.

LaLiga había propuesto jugar el clásico el 7 de diciembre, una fecha ya casi descartada. Hay que tener en cuenta que de disputarse el encuentro el sábado 7, el choque tendría lugar pocos días antes de dos compromisos decisivos en Champions para madridistas y barcelonistas, ya que el equipo blanco visita el martes 9 de diciembre al Brujas y el cuadro azulgrana el miércoles 10 de diciembre al Inter. Además, se jugaría en medio de la jornada 16. En esa fecha, el calendario consta de un Barcelona-Mallorca y un Real Madrid-Espanyol. De ahí que los clubes no estén por la labor.

En lo que se refiere al día 18, hay una eliminatoria de Copa, aunque Barcelona, Atlético, Real Madrid y Valencia están exentos de esa ronda. Sin embargo, Javier Tebas, presidente de LaLiga no está de acuerdo con esa fecha, que afectaría a las audiencias y derechos televisivos de esa competición.

Como se recordará, el FC Barcelona ya solicitó en su día el aplazamiento de su encuentro con Las Palmas con motivo del ambiente de tensión que se generó por referéndum del 1-O de 2017, pero LaLiga consideró que no había motivos para que no se jugara el partido y éste finalmente se disputó (1-0) a puerta cerrada en el Camp Nou.

RELACIONADO