Casado reclama a Sánchez enviar un requerimiento a Torra como paso previo al 155

El líder del PP, Pablo Casado, ha reclamado al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez que el Consejo de Ministros de este viernes envíe al president catalán, Quim Torra, un "requerimiento" para que cumpla sus "obligaciones constitucionales y legales" por si es necesario aplicar el 155.

Se trata de un paso previo para poner en marcha el mecanismo de este artículo constitucional, según ha explicado Casado, y estar “preparados” para activarlo si Torra se niega acatar el requerimiento que pueda hacerle el Gobierno y el que ya le ha enviado el Tribunal Constitucional para que respete la ley.

En una comparecencia en la Moncloa, tras la reunión de una hora con Sánchez, para abordar la situación ante las protestas en Cataluña, ha considerado que “la imprevisión ha sobrepasado” al presidente en funciones y le ha advertido de que cuenta con todos los mecanismos para hacer frente a “una escalada de violencia inadmisible”.

También ha reclamado a Sánchez que rompa de inmediato con ERC y PDeCAT los acuerdos que tiene a nivel local, y ha planteado que la Fiscalía “tiene que actuar” contra Torra y el presidente del Parlament, Roger Torrent, por “incitar al desorden público y la desobediencia”, así como contra los CDR y el Tsunami Democratic.

Casado ha explicado que cree que hay “motivos fundados” para activar el mecanismo que pueda llevar a aplicar el 155 porque hay un presidente autonómico, como Torra, que es el máximo mando de los Mossos D’Esquadra y se sitúa “al lado de los que están alentando la violencia, o cortando infraestructuras básicas”.

En todo caso, ha puntualizado que el 155, tal y como ha establecido el Constitucional, tiene que tener un “plazo de aplicación” y no se puede aplicar “de forma preventiva” por lo que sería necesario esperar al incumplimiento del requerimiento por parte de Torra, aunque ya hay “serias dudas” de que esté cumpliendo sus obligaciones.

El líder del PP ha especificado, en concreto, que los ámbitos donde Torra está incumpliendo sus obligaciones se refieren a las competencias de Interior e instituciones penitenciarias, que son los aspectos en los que debería asumir sus funciones el Gobierno, en primer lugar.

En este sentido, ha insistido en aplicar ya la Ley de Seguridad Nacional, que no requiere de ningún mecanismo previo, para tomar el control de los Mossos, que ahora están bajo el mando político de Torra, o la de estabilidad presupuestaria para intervenir las cuentas de la Generalitat.

Casado ha cuidado de mostrarse en su comparecencia como una “oposición leal”, pese a que, según fuentes del partido cercanas al líder popular, ha salido de la reunión más preocupado que cuando llegó, ya que esperaba que Sánchez le expusiese los pasos que piensa dar porque ya es tarde y hay que tomar decisiones cuando antes.

Por eso, estas mismas fuentes apuntan que Sánchez “o está muy confiado o lo tiene muy agarrado”, una de dos.

Recuerdan que Sánchez viaja mañana a Bruselas para participar durante dos días en el Consejo Europeo -Casado también estará allí en la reunión del PPE previa a la cumbre- y por eso entienden que debería actuar ya, al menos aplicando la Ley de Seguridad Nacional.

Dicha aplicación, que supondría que el Ministerio del Interior que dirige Fernando Grande-Marlaska asumiera el control de los Mossos, daría al menos “tranquilidad”.

Su petición de requerimiento es clara, para estar preparados, y ha Casado leído la que hizo el Gobierno de Rajoy porque no se necesita más que eso, requerir al presidente de la Generalitat que cumpla con sus obligaciones constitucionales.

No saben los populares si Sánchez acabará tomando alguna decisión después de su ronda con los líderes de la oposición. Creen, en cualquier caso, que no va a poner en marcha el 155 porque si fuera así Sánchez se habría reunido con todos a la vez y no por separado.

En todo caso, Casado ha dejado claro en su intervención que el PP “sí que está preparado” para actuar ante estas circunstancias y no se va a dejar llevar “por un buen tuit o un buen acto”, en una crítica a la actitud hoy de Vox y de Ciudadanos, respectivamente, aunque sin nombrarlos.

El líder del PP ha iniciado su intervención lamentando el fallecimiento de un ciudadano francés “después de los esfuerzos que tuvo que hacer, a pesar de su cardiopatía, para evitar el sabotaje al Prat en el día de ayer”, en referencia al hombre que murió en el hospital tras sufrir una parada cardiorespiratoria en el aeropuerto.