Nueva noche de cargas y disturbios en Barcelona con quema de coches en la protesta de los CDR

El centro de Barcelona ha vuelto a convertirse hoy, por tercera noche consecutiva, en el escenario de fuertes enfrentamientos entre Mossos y grupos de manifestantes violentos, que han quemado coches y contenedores, levantado barricadas y lanzado cócteles molotov y ácido a la policía, así como cohetes contra un helicóptero policial. El tercer día de protestas contra la sentencia del 'procés' ha dejado un rastro de caos y destrozo en el Eixample de Barcelona, donde manifestantes que participaban en una concentración convocada por los denominados Comité de Defensa de la República (CDR) han protagonizado una nueva batalla campal contra la policía. Los incidentes se han repetido también en las manifestaciones que han tenido lugar en las ciudades de Tarragona y Lleida. En total, hay al menos 33 detenidos y 46 agentes heridos

La convocatoria de los CDR ha reunido a unas 22.000 personas en la confluencia de la Gran Vía con la calle Marina de Barcelona, pero una parte de los manifestantes se ha dirigido después a la consellería de Interior, donde han lanzado objetos contundentes, como piedras y botellas, a los agentes apostados alrededor del edificio, que han cargado contra los alborotadores.

Tras esta respuesta policial, varios centenares de jóvenes se han dispersado por las calles cercanas a la consellería de Interior, como la calle Roger de Flor, el Paseo de Sant Joan o la plaza Tetuán, y han encendido hogueras y levantado barricadas.

También han volcado motocicletas y han prendido fuego a contenedores de basura, que han hecho arder coches situados cerca, con lo que se han repetido escenas de fuego en las calles como las vividas anoche en el paseo de Gracia.

Los Mossos han pedido no acercarse a la zona de los disturbios y han alertado de que algunos de los manifestantes lanzaban “piedras y objetos con ácido”, mientras camiones de los Bomberos intentaban apagar algunas de las múltiples hogueras encendidas en la zona.

Los manifestantes, muchos de ellos con capuchas y la cara tapada, incluso han usado un contenedor de obra y han desmontado un andamio y arrancado señales de tráfico para usarlo en las barricadas y hogueras que han organizado en la calle, que han impregnado de olor a quemado el Eixample de Barcelona.

Las hogueras levantadas en pleno Eixample de Barcelona han causado momentos de tensión entre algunos vecinos. Uno de ellos ha bajado a la calle con un bebé en brazos, preocupado por que las llamas no alcanzaran su edificio, mientras otros han bajado de los portales para aparcar sus vehículos en otros lugares, para evitar que las llamas de los contenedores los quemaran.

También ha habido preocupación por la proximidad de las llamas a una gasolinera de la zona, lo que ha llevado a un operario a usar una manguera de ese establecimiento para intentar que el fuego no se acercara al lugar.

Más de treinta personas han sido detenidas en Cataluña y 46 agentes de las fuerzas de seguridad han resultado heridos en los disturbios violentos, según el balance provisional del ministerio del Interior.

En concreto, según las cifras facilitadas por el Gobierno, hubo 33 detenidos durante los altercados registrados en la tercera jornada de protestas: uno en Manresa y otro en Vilanova i la Geltru, tres en Girona, cinco en Tarragona, 11 en Lleida y 12 en la ciudad de Barcelona

Respecto al balance de heridos, en Barcelona ciudad 59 personas fueron atendidas por los servicios de emergencia, entre ellos diez policías nacionales y seis mossos.

En Girona, otros cuatro mossos resultaron heridos, dos agentes de la policía autonómica y un policía nacional en Tarragona, otros 12 mossos sufrieron heridas en Manresa y tres agentes en Lleida (dos mossos -uno de ellos con fractura de cúbito- y un guardia urbano).

Según fuentes el Ejecutivo, el joven de 17 años que fue atropellado en Tarragona por un furgón de los Mossos d’Esquadra durante las protestas permanece hospitalizado y evoluciona favorablemente.

En total, el balance provisional del ministerio del Interior cifra en 35 mossos y 11 policías nacionales heridos en los disturbios, algunos con lesiones graves, mientras que el total de agentes heridos desde el lunes sería de 194.

Telemadrid ha denunciado que uno de sus cámaras ha resultado herido durante la manifestación, al recibir el golpe de una lata lanzada, al parecer, por algún manifestante.

Además de los efectivos habituales, los Mossos han desplazado a esta protesta una tanqueta de agua, según ha comprobado Efe y han confirmado fuentes de este cuerpo.

Los CDR habían convocado a las 19 horas una concentración en ese punto de la Gran Vía de Barcelona con el lema “Que se’n vagin” (Que se vayan), en la que los manifestantes han lanzado centenares de rollos de papel higiénico al aire y han gritado consignas en favor de la libertad de los presos independentistas. Los CDR habían llamado a los asistentes a acudir con papel de váter a esta protesta porque, según este colectivo, “tenemos mucha mierda por limpiar”.

Antes de reunirse en ese punto, los manifestantes han provocado cortes de tráfico en vías principales de la ciudad, como la Ronda Litoral y la Via Laietana, entre otras. Además de “Buch, dimisión”, los manifestantes, que llevaban banderas independentistas, han gritado también consignas en contra de la represión y la violencia policial, y otras como “Las calles serán siempre nuestras” o “Policía el que no bote”.

Los CDR han pedido esta mañana el cese del conseller de Interior, Miquel Buch, por las cargas de Mossos d’Esquadra en las protestas independentistas y, tras los disturbios de ayer en Barcelona y otras ciudades catalanas, han avisado: “Hemos comenzado un camino de no retorno”.

A la espera de la llegada de las “Marchas por la libertad”

Estos violentos incidentes se han producido el mismo día que el independentismo ha iniciado las cinco “Marchas por la libertad” para protestar por las condenas a los líderes del ‘procés’, que han arrancado a primera hora de la mañana desde Girona, Vic, Berga, Tárrega y Tarragona y que avanzarán por etapas hasta llegar el viernes a Barcelona.

Miles de personas participan en estas marchas, que están organizadas por la ANC con el apoyo de Omnium Cultural, aunque también se han adherido los Comités de Defensa de la República (CDR), que han llamado a “bloquear el país de punta a punta” durante los tres días que durará la iniciativa.

Los manifestantes recorrerán los aproximadamente cien kilómetros que separan sus ciudades de Barcelona por etapas, una por la mañana y otra por la tarde, y la organización habilitará comidas a precios simbólicos e incluso alojamiento gratuito en las localidades donde terminen las jornadas.

El viernes, las cinco marchas confluirán en Barcelona, en una jornada que se prevé agitada en la calle, ya que para ese mismo día hay una huelga general convocada por sindicatos independentistas.

Estas marchas han comportado numerosos cortes de carreteras en todo el territorio, como la autovía A-2, la N-340 o la C-16, lo que ha provocado importantes problemas de movilidad y el enfado de muchos conductores que se han visto atrapados por las afectaciones viarias.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha participado en una de estas marchas, en concreto la que ha partido de Girona y a la que se ha unido a la altura de Caldes de Malavella (Girona).

A lo largo del día también se han sucedido los cortes de trenes y carreteras en toda Cataluña, como la C-32 en Mataró (Barcelona), la C-58 en Sant Quirze del Vallés (Barcelona) o la Ronda Litoral en la ciudad de Barcelona. Algunas de estas acciones las han protagonizado estudiantes, coincidiendo con la primera de las tres jornadas de huelga convocadas en institutos y universidades contra las condenas a los líderes del ‘procés’.

Protesta en la Puerta del Sol

Por otro lado, medio millar de personas, según fuentes policiales, se ha congregado la tarde de este miércoles en la céntrica madrileña Puerta del Sol en solidaridad con los líderes del ‘próces’ catalán encarcelados por impulsar el proceso soberanista en Cataluña.

Convocados por la asociación a favor de la autodeterminación de Cataluña ‘Madrileños por el derecho a decidir’, los congregados han coreado consignas a favor de la independencia y el derecho a decidir, así como en favor de las libertades y derechos fundamentales y contra la represión. “No es justicia, es venganza”, han coreado.

Con pancartas con lemas ‘Madrid está con el pueblo catalán’ o ‘Autodeterminación es democracia. Libertad presos políticos’, los manifestantes han portado banderas republicanas con un lazo amarillo, así como senyeras y esteladas y la bandera de Izquierda Castellana.

Al principio de la concentración, convocada a las 21.30 horas en pleno centro de la capital, se han registrado momentos de tensión cuando un grupo de personas de ultraderecha ha increpado a los congregados y les ha recriminado su apoyo a la independencia en Cataluña.

Este incidente ha obligado al dispositivo de la Policía Nacional desplegado en el lugar ha tenido que ‘embolsar’ a este grupo de personas para evitar incidentes, sin que hayan llegado a cargar en ningún momento.

RELACIONADO