La última de Arrimadas: coloca un enchufe gigante ante el Ayuntamiento de Móstoles

La portavoz parlamentaria de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha asegurado este domingo ante el Ayuntamiento de Móstoles (Madrid) que su partido propondrá "una ley nacional antidedazos" para evitar que se repitan episodios como el protagonizado por la alcaldesa de esta localidad, Noelia Posse, a la que ha calificado de "alumna aventajada de Pedro Sánchez".

“Pero para eso, para tener una ley nacional antidedazos hay que ir a votar el 10 de noviembre, por que nos jugamos mucho”, ha asegurado Arrimadas en un acto celebrado en la plaza del ayuntamiento de Móstoles frente a un enorme enchufe rojo colocado por Ciudadanos y que ha considerado debería ser el nuevo logotipo del PSOE.

“Debería ser el logo no sólo de Móstoles, sino de todo el PSOE, porque la alcaldesa solo sigue el ejemplo de Pedro Sánchez”, quien ha “enchufado a más de 300 amiguetes”, y que es la razón de por qué los socialistas no apoyan la moción de censura presentada contra Posse.

La alcaldesa de Móstoles ha sido suspendida cautelarmente de militancia por el PSOE tras los polémicos nombramientos de familiares y amigos en cargos de responsabilidad municipal, un asunto por el que Cs y PP han pedido una moción de censura, que no ha apoyado el PSOE ya que espera que Posse “de un paso al lado”.

Acompañada del dirigente de Cs Edmundo Bal y del portavoz en la Asamblea de Madrid, César Zafra, Arrimadas ha asegurado que, en las próximas elecciones, “la única alternativa limpia y sin complejos” para acabar con los nombramientos “a dedo” es el partido de Albert Rivera, quien “prohibirá los nombramientos a dedo en los cargos que precisen a los más preparados, a los de más mérito y capacidad”.

Por eso, votar a Cs el 10 de noviembre “va a significar desbloqueo, acuerdo entre constitucionalistas y muchas reformas necesarias que el bipartidismo lleva guardadas en un cajón 40 años”, ha dicho.

Preguntada por las agresiones sufridas el sábado en Barcelona por militantes de su partido que celebraban el día de la Fiesta Nacional, Arrimadas ha considerado que “lo malo es que no es un caso aislado, sino que tenemos un gobierno de la Generalitat que alienta a los violentos, les protege y aplaude cuando están detenidos”.

Por eso, ha subrayado que “necesitamos un Gobierno de España que nos defienda y no mire para otro lado” y se ha mostrado convencida de que Sánchez “no ha querido desbloquear, ha querido llevarnos a segunda elecciones, y le va a salir mal, por su bloqueo y por su soberbia”.

RELACIONADO