Un concursante de GH, a un paso de ser juzgado por abuso sexual en el programa

La juez subraya que José María pudo haber penetrado a Carlota mientras ésta estaba ebria y no se movía

Hace dos años, en 2017, saltó la noticia de que un concursante del programa Gran Hermano de España, que emite Telecinco, podría haber cometido abusos sexuales al aprovecharse de una compañera que se encontraba bajo los efectos del alcohol. El espacio televisivo echó a José María López y comunicó los hechos a Carlota Prado, que mantenía una relación con el hombre dentro de la casa.

Tras lo ocurrido, ella denunció los hechos y, ahora, la jueza que investiga el caso detalla en su instrucción, tras dos años de investigación, como Carlota “sin apenas moverse, boca arriba, con los ojos cerrados desde que se metió en la cama” sufre los supuestos abusos. Así, subraya como, mientras ellas está quieta, José María López realiza movimientos bajo el edredón “que aparentemente pudieran consistir en penetraciones”. Eso significa, tal y como recoge este jueves ‘El Confidencial‘, que el supuesto agresor está a un paso de sentarse en el banquillo.

La magistrada afirma que en las imágenes que le ha facilitado la productora, se ve como él tapa a ambos con el edredón, “observándose una manipulación interna en la que José María pudiera ser que estuviera quitando los pantalones y las bragas a Carlota“. “Ella le comunicó, sin apenas fuerza, la frase ‘no puedo'”, especifica la jueza. Sin embargo siguieron los “movimientos internos” mientras “Carlota se hallaba sin apenas moverse”. 

Todo finalizó cuando el ‘super’, llamó a ambos al ‘confesionario’. Después, “Carlota empezó a vomitar” y cuando finalmente pudo levantarse, “se le cayó su ropa interior”.

La magistrada considera además que “existen motivos suficientes” para dar por finalizada la instrucción al ver indicios de un delito de abuso sexual. Asimismo, señala que José María incurrió en contradicciones y que “se encontraba en un estado de consciencia cuando ocurrieron los hechos”.

Según informa ‘El Confidencial’, la magistrada da un plazo a las partes para que decidan si acusan, al considerar que hay indicios de un delito de abuso sexual, penado con entre uno y tres años de cárcel.

Por su parte, la defensa de José María insiste en que si hubiera habido un abuso el programa habría interrumpido el concurso de forma inmediata. Ni la productora ni la cadena, a las que la propia Carlota denuncia por inacción, han hecho comentarios al respecto.