El metro de París se convierte en una aldea gala para celebrar el 60 aniversario de Astérix y Obélix

 Para celebrar el 60 aniversario de los personajes de cómic más famosos de la historia de Francia, Astérix y Obélix, varias estaciones del metro de París han sido rebautizadas temporalmente y decoradas en su honor.

Doce estaciones han cambiado de nombre por unos días para festejar el cumpleaños: Place de Clichy se ha convertido en Place de Clichix, École Militaire en École Légionnaire (escuela legionaria) y la estación de Bourse (Bolsa) en Sesterce (Sestercio, antigua moneda romana).

La parada Rome, bautizada como “Están locos estos romanos”, ha cambiado por completo su aspecto y en el lugar de los anuncios publicitarios ahora hay viñetas del popular tebeo, creado en 1959 por René Goscinny y Albert Uderzo.

En la estación de Poissoniere (Pescadero), el tendero más irascible de la aldea gala, Ordenalfabetix, recibe a los viajeros que se apean en ella con uno de sus pescados podridos en la mano pero sin la compañía de su inseparable herrero Esautomatix.

Mientras, en la Estación de Lyon, ahora llamada Lugdunum, es el druida Panorámix quien ejerce las labores de anfitrión de los pasajeros del metro parisino.

Coincidiendo con este especial aniversario, el próximo 24 de octubre saldrá a la venta el 38º cómic del pequeño héroe galo, La hija de Vercingétorix, que ha sido traducido a 20 idiomas y ha sido adaptado en 120 países.

Además, el servicio francés de correos ha sacado una serie de sellos con el rostro de los personajes de la saga y se acuñará una serie de monedas de dos euros con ese mismo motivo para coleccionistas.