El prior del Valle de los Caídos desafía al Vaticano: “No autorizo la entrada a la Basílica”

El prior de la Abadía del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, ha asegurado que defenderá la inviolabilidad de los lugares de culto en "todas las instancias nacionales e internacionales a las que tenga acceso con arreglo al ordenamiento jurídico" y niega que se trate de "desacato".

La abadía benedictina del Valle de los Caídos ha hecho público un comunicado después de que se diera a conocer una carta a la que ha tenido acceso Efe dirigida a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en la que Cantera afirma que la Abadía no autoriza el acceso a la Basílica para la exhumación del dictador Francisco Franco.

Cantera quiere puntualizar que “utilizar los posibles recursos contra resoluciones judiciales no es desacato, sino ejercicio legítimo de derechos fundamentales”.

La Abadía no ha desacatado, en modo alguno, ninguna sentencia del Tribunal Supremo”, mantiene el prior, que destaca que todavía no se ha dictado sentencia en el procedimiento en el que la Abadía del Valle de los Caídos es parte y porque “lo ocurrido ante el TS es un acuerdo del Consejo de Ministros” que reconoce que es necesaria una autorización eclesiástica.

Reitera que la Abadía no autoriza el acceso a un lugar sagrado como es la basílica para acceder a “una cosa sagrada”, la sepultura en la que está enterrado Franco. “Todo ello en defensa del principio de inviolabilidad de los lugares de culto y en defensa de la correcta interpretación de los Acuerdos entre el Estado español y la Santa Sede”, afirma. Cantera alude, además, a “otros derechos fundamentales y valores morales y religiosos” que, a su entender, son vulnerados.

Así, el prior anuncia que la Abadía defenderá sus derechos y, en especial, el concepto de inviolabilidad de los lugares de culto en todas las instancias nacionales e internacionales a las que tengan acceso con arreglo al ordenamiento jurídico aplicable.

El Vaticano no se opone a la exhumación

El Vaticano se ha remitido este miércoles a la postura oficial reiterada en diversas ocasiones en relación a la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos, tras la negativa del prior a autorizar la entrada en la basílica, según han señalado fuentes de la Santa Sede. La postura oficial de la Santa Sede es que no se opone a la exhumación del dictador, “si así lo han decidido las autoridades competentes”.

Las mismas fuentes señalan que la Santa Sede ya se ha pronunciado en su momento sobre este tema, del que se ha hablado ampliamente en los medios. De hecho, esta misma posición ya la reiteró recientemente el pasado mes de septiembre cuando el Tribunal Supremo avaló por unanimidad la decisión de Gobierno de Pedro Sánchez de sacar los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos y su posterior inhumación en el cementerio de El Pardo-Mingorrubio, que había sido recurrida por la familia del dictador. Precisó entonces que no tenía “nada más que añadir”. “La Santa Sede se ha manifestado ya en su momento sobre el caso Franco. No hay nada más que agregar“, señalaron a Europa Press fuentes de la Santa Sede.

El Vaticano se ha pronunciado en varias ocasiones en relación a la exhumación de Franco, y concretamente a través de una carta que el Secretario de Estado, Cardenal Pietro Parolin, envió el pasado mes de febrero a la vicepresidenta del Gobierno español, Carmen Calvo. En definitiva, la Santa Sede defiende que la decisión “concierne a la familia, al Gobierno español y al Iglesia local”. Asimismo, señalaba que la exhumación es “competencia del Estado español y está sometido al Derecho y a la Justicia española”.

Posteriormente, en julio de este mismo año, el Vaticano también se refirió a la declaraciones del ya exnuncio en España, Renzo Fratini, que aseguró en una entrevista con Europa Press que con su medida el Gobierno había conseguido “resucitar a Franco”. La Santa Sede aseguró que estas declaraciones se realizaban “a título personal”.

El entonces director ‘ad interim’ de la Oficina de Prensa, Alessandro Gisotti, reiteró que la posición de la Santa Sede sobre el tema de la exhumación de Franco “es clara” y “ha sido ya expresada oficialmente”. Aunque el Vaticano ha mantenido reiteradamente que la exhumación de Franco es una cuestión que compete a Gobierno y familia, no ha llegado a pronunciarse sobre una posible inhumación en la Catedral de La Almudena.

De hecho, en octubre de 2018, tras la reunión mantenida entre la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y el secretario de Estado de la Santa Sede, Pietro Parolin, la Santa Sede precisó en un comunicado que no se opone a la exhumación de Francisco Franco, “si así lo han decidido las autoridades competentes”.

Pero también aclaró que en ningún momento se había pronunciado sobre el lugar de la inhumación, ante la posibilidad de que fuera enterrado en la catedral de La Almudena. En el comunicado del Gobierno español, Calvo afirmaba que había manifestado su preocupación por la posible sepultura en la catedral de la Almudena y su deseo de explorar otras alternativas, también a través del diálogo con la familia” y que al cardenal secretario de Estado “le pareció oportuna esta solución”.

El nuevo nuncio del Papa en España, el filipino Bernardito Auza, no se incorporará a su cargo hasta el próximo mes de diciembre.