La precampaña electoral del 10-N

El fracaso del Brexit y la guerra comercial global se suman a la tensión catalana en campaña electoral

Fracasan las conversaciones sobre el Brexit de Johnson con Merkel y Tusk y desde el FMI y la OCDE se confirma una desaceleración económica global. Y a la vez aumenta la tensión en Cataluña por la inminente publicación de la sentencia del golpe catalán y el riesgo de incidentes por lo que Gobierno ha enviado a Barcelona a más de 350 policías.

El gobierno en funciones de Pedro Sánchez ha enviado más de 350 policías a Cataluña para reforzar la seguridad, en prevención a los disturbios que se anuncian con motivo de la inminente publicación de la sentencia del Tribunal Supremo sobre el golpe de Estado catalán.

Lo que sin duda entrará de lleno en la campaña electoral española en curso a la que ahora se le añade otro elemento de fuerza como es el riesgo cada vez mayor del Brexit sin acuerdo.

Y los nubarrones de desaceleración global de la economía por causa de la guerra comercial que anuncia desde el FMI su nueva presidenta Kristalina Georgieva que advierte que esta crisis de desaceleración va a afectar al 90 % de los países del planeta.

A lo que hay que añadir los pronósticos de la OCDE que afirman que ‘la economía española se está fatigando y cayendo el doble que la de otros países de la eurozona.

Lo que desmienten las últimas previsiones de la ministra Calviño que insiste en que España crecerá el 2% a lo largo del año 2020, lo que está por ver.

Ambas cuestiones Cataluña y crisis económica son una prueba de fuego para Pedro Sánchez y pueden dañar sus resultados electorales si se anda con paños calientes frente al soberanismo rampante, o si pretende tapar una crisis económica que puede favorecer el voto conservador.

Sobre todo porque su programa electoral político y económico parece estar muy lejos de la realidad que estamos a punto de encontrar en las próximas semanas o días con dos citas importantes como son el Brexit y la sentencia, y todo ello con la cuestión de los ‘indultos8 pendiente y la actitud reticente de un PSC que puede dañar las expectativas del PSOE en Cataluña.

Como en el resto de España porque existe, como en los mercados, una gran volatilidad de votantes y permanece amenazante una abultada abstención.

RELACIONADO