Los denisovanos les dieron a los humanos modernos un impulso de inmunidad

Los hallazgos del Instituto Garvan de Investigación Médica, en Australia, muestran que los humanos modernos adquirieron una variante genética de los denisovanos que aumentó sus reacciones inmunes, lo que indica la adaptación del sistema inmune a un entorno cambiante. El innovador estudio, publicado en ‘Nature Immunology’, es el primero en demostrar una única variante de secuencia de ADN de una especie humana extinta que cambia la actividad del sistema inmune humano moderno.