Erkoreka cree ‘impertinente y desafortunado’ lo dicho sobre el 155 y ETA por Puigdemont

El portavoz del Gobierno vasco y consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno, Josu Erkoreka, ha calificado de "impertinentes y desafortunadas" las palabras del expresident, Carles Puigdemont, sobre la aplicación del 155 y ETA, y ha emplazado a no tomarlas en cuenta. De esta forma, se ha referido a las declaraciones realizadas por Puigdemont este martes en las que rechazó que se repitiera el artículo 155 en Cataluña porque pueda haber "indicios de violencia", y afirmó que en Euskadi hubo "casi mil muertos" de ETA y no se aplicó nunca este precepto de la Constitución.

En una entrevista concedida a Onda Vasca, recogida por Europa Press, Erkoreka ha asegurado que “es tan evidente que son desafortunadas e impertinentes que, probablemente, lo mejor es no tomarlas en consideración”. “Quiero situarlas en el momento de tensión que están viviendo en Cataluña y, particularmente, el señor Puigdemont. En ese contexto, seguramente no ha acertado en la expresión ni en lo que quería decir”, ha añadido.

Josu Erkoreka cree que “nadie considera que son oportunas ni acertadas esas expresiones”, aunque ha apuntado que “esto no va a enturbiar la relación de lealtad y colaboración que siempre ha existido entre ambos Ejecutivos”.

Además, ha asegurado que al Gobierno Vasco le sorprende “la celeridad con que están sucediéndose declaraciones relacionadas con el 155 y presentando un planteamiento cada vez más cercano a su efectiva aplicación”, en alusión también a las realizadas por Pedro Sánchez, que ha defendido que se pueda recurrir, si es necesario, a su aplicación aun estando el Ejecutivo en funciones.

“Yo pienso que no se dan, en absoluto, las condiciones objetivas para que se aplique el 155, pero es que el lunes de esta misma semana el Lehendakari fue mucho más contundente todavía y dijo que él no veía la aplicación del 155 ni ahora ni nunca”, ha manifestado.

En esta línea, ha lamentado que en esta precampaña “todo el mundo esté recurriendo a máximas como la del 155, que son muy estridentes y traumáticas para el debate político”. “Las están incorporando con una frivolidad y ligereza que no debería prevalecer en una campaña, sobre todo, cuando venimos de una imposibilidad de formar Gobierno y sería bueno que las formaciones políticas construyeran sus discursos, en esta segunda fase, en clave más responsable y mas constructiva para que, después de las elecciones, sea factible el entendimiento que propicie la formación de un Gobierno”, ha concluido.