'Pacificado' gana la Concha de Oro de la 67 edición del Festival de San Sebastián

'Proxima', de Alice Winocour, recibe el Premio Especial del Jurado y los directores de 'La trinchera infinita' la Concha de Plata

La brasileña "Pacificado", un filme nacido de una larga colaboración y convivencia entre su director Paxton Winters y los habitantes de la favela brasileña de 'Morro dos Prazeres', se ha llevado la Concha de Oro, el premio principal de la 67 edición del Festival de Cine de San Sebastián.

El cine español también ha salido triunfante esta noche del Palacio del Kursaal con cuatro premios para "La trinchera infinita", incluida mejor dirección, y con Greta Fernández coronada como mejor actriz, ex aequo con la alemana Nina Hoss.

Rodada en medio de tiroteos y explosiones reales a diario, la película ganadora de la Concha de Oro ha sumado otros dos galardones: la Concha de Plata al mejor actor para Bukassa Kabengele y el premio a la mejor fotografía.

"Pacificado", producida por Darren Aronofsky, propone una reflexión sobre lo difícil que es escapar del círculo de la violencia en un entorno marginal como la favela.

Winters ha dedicado el premio a los residentes de la favela, en la que ha vivido durante los últimos ocho años. "Ellos me enseñaron lo que es una verdadera comunidad", ha asegurado y a continuación ha realizado una breve videollamada en directo con sus vecinos.

'Próxima' premio especial del jurado

La película "Proxima", de la directora francesa Alice Winocour y protagonizada por Eva Green, ha obtenido el Premio Especial del Jurado en el 67 Festival de Cine de San Sebastián.

Winocour aborda en este trabajo la doble faceta de la protagonista como madre y como astronauta que tendrá que afrontar el difícil proceso de separación de su hija ante la inminencia de una misión espacial a Marte.

Al recoger el premio la directora ha querido compartirlo con Eva Green, "que trabajó muy duro para hacer este viaje" y "con todas las mujeres en el espacio que luchan por sus sueños".

El jurado ha destacado la "ambición estética" de este drama de espacial que es al mismo tiempo una exploración de la maternidad.

En la película, la protagonista, Sarah, se enfrenta a sus sentimientos de culpa en el mismo momento en que sabe que va a poder cumplir su sueño profesional.

Concha de Plata para los directores de 'La trinchera infinita'

Los vascos Aitor Arregi, Jon Garaño y Josemari Goenaga, que compartieron las tareas de realización de "La trinchera infinita", se han alzado esta noche con la Concha de Plata a la Mejor Dirección de la 67 edición del Festival de Cine de San Sebastián.

Es la primera vez que los vascos, que alternan en su filmografía los trabajos de dirección, producción y guion, firman a seis manos una película que también ha conseguido los premios Fipresci y Feroz, que conceden la prensa internacional y nacional, respectivamente, a la mejor película del festival.

Los directores comenzaron dando las gracias en euskera, para después dedicar el premio a todo su equipo.

"Para nosotros dirigir es plantear un punto de vista, es articular una intención, a veces, difícil porque hay mucha gente, y nuestro trabajo es intentar que todos estén en la misma página. Y nuestro equipo técnico y artístico nos lo ha puesto muy fácil porque su compromiso ha sido tremendo y no estaríamos aquí si no fuera por ellos", ha dicho Arregi

Goenaga, por su parte, ha dedicado el premio a "todos los que sienten miedo". "Lo ideal sería decir que en este mundo no existe el miedo pero lamentablemente existe, y por lo menos queremos que sepan que están acompañados. Hay pocos sentimientos tan humanos como ese, no es muy positivo, pero que todos sientan que estamos acompañados", ha manifestado.

Protagonizada por Belén Cuesta y Antonio de la Torre la película recorre los treinta años de vida de un "topo", un republicano que se escondió en su propia casa al comienzo de la Guerra Civil española y que pasó oculto, por miedo a ser asesinado, casi 40 años.

Una cinta minuciosa y emotiva que es también una historia de amor entre Higinio (De la Torre) y Rosa (Cuesta), como el republicano que se esconde de las tropas de Francisco Franco y la mujer que dedica toda su vida a ocultarle y cuidarle, en un pueblo indeterminado de Andalucía.

"La trinchera infinita" es el primer proyecto del equipo creador de "Loreak" y "Handia" fuera del País Vasco y también el primero que han rodado en castellano, si bien priorizando los acentos andaluces de sus protagonistas.

La historia tuvo su origen en la cinta de animación "30 años de oscuridad" que Manuel H. Martin hizo en 2012 sobre Manuel Cortés, el último alcalde republicano de Mijas (Málaga), un caso real que inspiró a Garaño, Goenaga y Arregi para crear "La trinchera infinita", compuesta con fragmentos de muchos "topos" y muchas mujeres enamoradas.

Los directores, que se repartieron el trabajo por etapas y misiones -algo que les funciona desde hace 20 años-, han subido varias veces al escenario del Kursaal, donde tuvo lugar la gala de entrega de los premios, para recoger hasta tres galardones más, el Irizar del cine vasco, el de mejor guion y el de la prensa especializada extranjera FIPRESCI; el Feroz lo recogieron por la mañana.

La película de los autores de la apreciada "Loreak", ha llegado al Zinemaldia dos años después de "Handía", la película con la que Arregi y Garaño consiguieron 10 Premios Goya del cine español en 2018.

Concha de plata a la mejor actriz

La catalana Greta Fernández ha logrado la Concha de Plata a la mejor actriz por "La hija de un ladrón", opera prima de Belén Funes, un premio concedido ex aequo a la alemana Nina Hoss por "The audition".

Fernández compone un retrato natural de una mujer a la vez frágil y fuerte, una madre joven y soltera que tiene que luchar contra las duras condiciones que le ha tocado vivir y a la vez con una relación tóxica con su padre (Eduard Fernández, también su padre real).

En cuanto a Hoss, ofrece un sinfín de registros en su personaje de una profesora de violín inestable y torturada que se empeña en infundir la cultura del esfuerzo a uno de sus alumnos en el segundo filme de Ina Weisse.

La distribuidora del filme de Ken Loach "Sorry We Missed You", que ha recogido el Premio del público europeo en su nombre, ha leído unas palabras del director británico en las que expresaba su apoyo a los trabajadores que sufren situaciones de precariedad.

Y tanto la actriz Mercedes Morán, que ha recogido un premio para el documental "La ola verde", como la directora Romina Paula, ganadora del premio Horizontes Latinos por "De nuevo otra vez", han pedido desde el escenario que "el aborto sea ley" en Argentina.

El cine latinoamericano también se ha erigido vencedor en la sección Nuevos Directores, otorgado a la película chilena "Algunas bestias", dirigida por Jorge Riquelme y protagonizada por Paulina García y Alfredo Castro.

RELACIONADO