Corbyn pide la dimisión de Johnson y Sturgeon celebra la 'histórica' decisión del Supremo

El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, pidió hoy a Boris Johnson que "reconsidere su posición" al frente del Gobierno, después de que el Tribunal Supremo declarara "ilegal" su suspensión del Parlamento. Por su parte, la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, calificó de "histórica" la decisión del Supremo. 

"El dictamen del Tribunal Supremo, que defiende la sentencia del Tribunal de Sesiones de Escocia, es de proporciones verdaderamente históricas. La prórroga del Parlamento por parte de Boris Johnson fue ilegal y ha quedado sin efecto", escribió Sturgeon en Twitter.

En otro mensaje en la misma red social, la dirigente nacionalista colgó una fotografía en que aparece junto a varios de sus ministros para ilustrar como estaba siguiendo la lectura de la sentencia desde su residencia oficial de Bute House en Edimburgo.

El Tribunal Supremo del Reino Unido falló este martes de forma unánime en contra del primer ministro, el conservador Boris Johnson, al juzgar "ilegal" su decisión de suspender el Parlamento por cinco semanas -hasta el 14 de octubre-, que declaró nula. Los once jueces de la máxima instancia judicial consideraron un abuso de las competencias del Gobierno detener la actividad de las cámaras en vísperas del "brexit" o salida del país de la Unión Europea (UE), prevista para el 31 de octubre.

Tras conocer el histórico dictamen, los asistentes al congreso laborista que se celebra en Brighton irrumpieron en gritos de "¡Johnson fuera!", secundando la petición de su líder de que se vaya el primer ministro, actualmente en Nueva York para asistir a la asamblea de las Naciones Unidas.

Corbyn celebró que el Supremo haya confirmado que Johnson "actuó mal al clausurar el Parlamento" y que mostró "un desprecio por la democracia". Indicó que hablará con Bercow para que las cámaras de los Comunes y los Lores puedan ser reconvocadas cuanto antes, a fin de "pedir cuentas" al jefe del Ejecutivo y "exigir que cumpla la ley".

El líder laborista dijo previamente que, si el Parlamento reanudaba las sesiones, lo primero que haría sería impulsar medidas para prevenir que el primer ministro pudiera volver a suspender las sesiones sin un motivo legítimo. Los diputados y particulares, como la empresaria Gina Miller, que demandaron a Johnson por la suspensión del Parlamento entre el 10 de septiembre y el 14 de octubre alegaron que lo hizo para evitar que los parlamentarios obstaculizaran sus planes de "brexit".

El líder conservador, que lidera las encuestas de intención de voto en el Reino Unido, ha dicho que sacará al país de la UE el 31 de octubre con o sin acuerdo -a pesar de que hay una ley que se lo impide-.