Casado se ofrece a liderar una 'mayoría centrada' y pone a García Egea al frente de la campaña

El mensaje del presidente del PP Pablo Casado ha sido claro: si no se une el centro derecha continuará la deriva de Pedro Sánchez liderando el Gobierno. Sin mencionar ni una sola vez a España Suma, le ha puesto encima de la mesa a Ciudadanos la oferta de unirse para hacer políticas desde la moderación y con un programa para la “conviviencia y el progreso”.

Y para todo ello, Casado va a contar con el secretario general del PP Teodoro García Egea como director de la campaña electoral. El Comité Ejecutivo ha aprobado esta decisión esta mañana en una reunión que muchos de los barones han considerado muy positiva y en la que creen que el abanico en el centro derecha es amplio por lo que no dan importancia a las diferencias entre sus componentes.

Casado ha erigido al Partido Popular como el “cerebro, el corazón y el pulmón del centro derecha en España” y por hecho ha destacado la necesidad de “unir fuerzas” en un claro guiño a Ciudadanos ya que en su opinión “no hay posibilidad de el sustituir al PP. Eso está zanjado por las urnas”.

En este sentido ha reclamado “un punto de encuentro entre territorios y generaciones de españoles que en el pasado han demostrado que quieren estar unidos y que unidos son capaces de lo mejor, pero a los que hoy nadie une”.

Pero para lograr esa mayoría que “no quiere hacer cosas contra nadie sino a favor de muchos”, asegura que tienen que “unirse” y  rechazar “los cordones sanitarios, las exclusiones tácticas y juegos oportunistas que antepone los intereses de España a un sectarismo egoísta”.

También ha reconocido que “el centroderecha español no ha sabido oponerse eficazmente a esa ola divisiva” que ha potenciado la izquierda y que esa división la ha debilitado.

Casado ha vuelto a insistir en reclamar el voto de todos los españoles que en su día votaron al PP y ha lanzado una reflexión: ¿qué sentido ha te-nido destruir la unidad de voto alrededor del Partido Popular? ¿Qué sentido tiene mantener la fractura electoral empobrecedora y paralizante que se ha producido en el último año y que ha trabajado a favor de quienes quieren profundizar en nuestra división?”.

Por ello ha pedido abordar “sin reservas” y el “problema de la división del centroderecha”.

Los barones arropan a Casado

Los barones del PP ha arropado la estrategia electoral de Casado a la espera de confeccionar las listas y coinciden en la necesidad de esa unión del centro derecha. Confían en que los mejores resultados permitan que haya más personas en las listas que puedan salir como diputados y que haya más candidatos atractivos para la campaña electoral.

Así lo ha comentado el presidente de la Junta de Andalucía y del PP en esta comunidad, Juanma Moreno, quien ha rechazado hablar de nombres porque al ser unos comicios nacionales será decisiva la intervención de la dirección nacional. Pero de momento no descarta a nadie en las listas.

Casado ha dejado claro que si no se unen ganará Sánchez y perderán los españoles, una opinión que ha compartido el presidente del PP en Extremadura, José Antonio Monago quien ha apostado por listas electorales formadas por los mejores y ha rechazado las críticas a perfiles incluidos en las listas de las pasadas generales como toreros o tertulianos.

Casado en su oferta a Ciudadanos ha presentado una “agenda para una nueva mayoría” y ha pedido “unir el voto. Unir para ganar, ganar para gobernar, gobernar para unir”.

Por su parte,  la portavoz en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ha hablado sobre su oferta de renunciar a liderar la lista de Barcelona en favor de Inés Arrimadas. Y ha dicho que "es un gesto de compromiso con España Suma. La idea es renunciar a liderar esa lista, en ningún caso irme a otra lista. Yo quiero ser candidata por Barcelona”.

También ha defendido que el proyecto de España Suma debe ser nacional “porque si no no tendría sentido”.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso ha asegurado que hay un PP "en plena forma" y afronta las elecciones para dar "el do de pecho” para lo que van a hacer una campaña “en positivo”.

También el presidente de Galicia, Alberto Nuñez Feijóo, ha calificado el discurso de Casado como “certero, muy bien construido y muy claro” y se ha mostrado a favor de la unión del centroderecha.

Además ha considerado que estas elecciones suponen “una segunda vuelta” en la que “el PP sale a unir el voto y explicarle a los ciudadanos que si no votamos al PP estamos votando al socialismo y al populismos”.

Al dirigente del PP vasco, Alfonso Alonso le ha gustado el discurso de su presidente del que ha dicho “me ha gustado la música y la letra”. Además  ha defendido que hay que “volver a las políticas que funcionan” porque se perfila por el horizonte horas  bajas en la economía y que “en el PP están todos muy unidos”, pese a que haya discrepancias.

Como es habitual, Casado ha celebrado un almuerzo con los asistentes al Comité Ejecutivo Nacional en la sede de Génova. El gran ausente ha sido Núñez Feijóo pero tenía un importante motivo, a las 18:00 se celebra la Junta Directiva Provincial del PP de La Coruña.