Millones de personas participan en las huelgas climáticas convocadas en más de 150 países

Millones de personas en todo el mundo participarán desde este viernes en las huelgas climáticas que se han convocado a lo largo de todo el planeta los días 20 y 27 de septiembre y en las actividades de los días intermedios, que coincidirán con la celebración en Nueva York (Estados Unidos) de la Cumbre Climática convocada por Naciones Unidas para impulsar la ambición en las negociaciones de la próxima Conferencia del Clima que se celebrará a final de año en Chile.

Las movilizaciones van camino de convertirse en la mayor movilización climática de la historia y Fridays for Future ya cuenta con una lista de más de 5.225 eventos en 156 países que tendrán lugar del 20 al 27 de septiembre, y cada día se añaden más.

Además de los jóvenes, los adultos se unirán a los jóvenes y, de hecho, la plataforma 350.org estima que más de 73 sindicatos; 820 organizaciones; 2.500 empresas ya han manifestado su apoyo a las huelgas y, hasta 6.323 paginas de Internet realizarán una huelga climática digital.

En la marcha de Nueva York participará la joven sueca que ha inspirado el movimiento Fridays For Future, Greta Thunberg, que viajó desde Europa a América en el velero cero emisiones Malizia, propiedad del príncipe de Mónaco, Pierre Casiraghi. Precisamente la de Nueva York podría ser una de las marchas climáticas más multitudinarias.

De hecho, el alcalde de la ciudad ha dado permiso a 1,1 millones de estudiantes de escuelas públicas para que falten a clases y asistan a las huelgas, donde Thunberg será una de los oradoras junto con muchos otros activistas juveniles. Los huelguistas se reunirán en diferentes ciudades estadounidenses, donde en total se han organizado unos 600 eventos a lo largo de la semana.

Asimismo, durante la Cumbre de Acción Climática de la ONU el 23 de septiembre, los activistas en Washington D.C. planean paralizar la ciudad mediante el bloqueo de infraestructuras claves.

A nivel mundial, la Confederación Sindical Internacional apoya las huelgas al igual que su brazo europeo. Por ejemplo, el Congreso de Sindicatos del Reino Unido ha pedido a sus 5 millones de miembros que apoyen las huelgas y el sindicato irlandés Fórsa ha pedido a sus 80.000 miembros que se sumen. Mientras, en Italia, el mayor sindicato, la CGIL que cuenta con más de cinco millones de miembros, celebrará asambleas en los lugares de trabajo el próximo 27 de septiembre y la federación sindical sudafricana con 800.000 miembros se unirá a la huelga.

Por otro lado, más de 600 profesionales de la medicina han firmado una justificación de ausencia medica para excusar a los estudiantes de la clase, debido a los efectos adversos del cambio climático en la salud.

En la sede central de Amazon en Seattle, más de 900 empleados se marcharán el viernes por la falta de acción climática de sus empleadores y los trabajadores de Google y Microsoft también se unirán a las huelgas.

España

A nivel doméstico, en España, la huelga, apoyada por Alianza por el Clima tiene el apoyo de más de 300 organizaciones y Fridays For Future ha convocado 179 huelgas en todo el país.

La activista de FFF Madrid María Laín, que participará en la cumbre de jóvenes que se celebrará en Nueva York este sábado ha destacado que la Cumbre Climática para Jóvenes será “un momento histórico” en el que cientos de jóvenes de todo el mundo se reunirán para buscar soluciones a la crisis climática y exigir a los políticos que actúen.

“Los jóvenes sabemos que España será uno de los países europeos más afectados por esta crisis y por eso nos hemos manifestado a lo largo de todo el año. La huelga mundial del 27 de septiembre será el punto culminante de nuestras protestas, y me gustaría que tanto jóvenes como mayores se unieran a nuestra causa. Seas quien seas la crisis climática te afecta, y tú eres parte de la solución”, ha reclamado.

En concreto, desde la organización Juventud por el Clima han señalado que durante toda la semana habrá distintas acciones en todo el país desde talleres, pancartas, punto informativos, entre otras actividades. A los jóvenes se han sumado también Madres por el Clima cuyo objetivo es concienciar sobre la crisis climática y seguir ejerciendo presión para que se tomen medidas contundentes para proteger al planeta.

Australia y Pacífico protestan ya contra el cambio climático

Decenas de miles de estudiantes de Australia y de naciones insulares del Pacífico se manifestaron este viernes para exigir acciones urgentes contra el cambio climático. En la ciudad de Sídney, escolares, profesores y padres de familia se congregaron con pancartas en las que se leían lemas como “dejen de quemar nuestro futuro”, “que se jodan las minas de carbón, queremos nuestro aire limpio” o “ni Marie Kondo puede arreglar este caos”, en referencia a una famosa organizadora personal.

En otras urbes del país, como Camberra, Melbourne o Hobart también se congregaron miles de manifestantes, en un acto enmarcado en una protesta internacional para concienciar a gobiernos y empresas de la necesidad de frenar el cambio climático.

Por las calles de la capital australiana, los manifestantes instaban a “acciones inmediatas” mientras recriminaban al actual primer ministro australiano, Scott Morrison, su posición en favor de la industria minera de carbón. Morrison, quien se encuentra en Estados Unidos en una gira oficial, no acudirá el lunes a la cumbre de la ONU, un gesto que el Partido Verde de Australia califica de “cobardía” dado que el país es uno de los mayores emisores de gases contaminantes del mundo, si se incluyen sus exportaciones de combustibles fósiles.

En las naciones insulares del Pacífico, las más vulnerables al aumento del nivel de las aguas a raíz del calentamiento global, también se congregaron varios actos de protesta. Los escolares en las Islas Salomón, algunos armados con escudos y banderas y otros en canoas, se congregaron cerca del mar para pedir acciones para mitigar la emergencia climática.

Mientras los escolares de Kiribati coreaban, con el puño en alto, “no nos estamos ahogando, estamos luchando”, de acuerdo a las imágenes divulgadas en Twitter por la ong ecologista 350.