Cortés podría salir de la lista del PP-A para dejar sitio a Fátima Báñez como pide Moreno

El líder del PP, Pablo Casado, admitió el jueves ante su grupo parlamentario que tendrá que hacer algunos 'retoques' en las candidaturas al 10-N, aunque su intención es respetar en la medida de lo posible las que su partido presentó al 28-A. Fundamentalmente, tendrá que cubrir los huecos que han dejado en la lista de Madrid los políticos que tras las elecciones municipales y autonómicas han ocupado cargos en el Ayuntamiento y la Comunidad. Pero, además, hay sectores del partido que le están reclamando que prescinda de perfiles mediáticos para optar por otros más serios.

Esa postura se resume en una frase de barones del PP que recoge este viernes ‘La Razón’: “Ni toreros ni tertulianos”, en alusión al torero Miguel Abellán que figuraba en las listas del 28-A y al tertuliano Pablo Montesinos, actual vicesecretario de Comunicación del partido. Los resultados de los populares en Málaga, circunscripción por la que se presentó Montesinos, cayeron de casi el 34% de los votos logrado en 2016 al 17,21% en 2019.

No se citan nombres en esa información, pero el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ya se ha pronunciado públicamente en una entrevista en Onda Cero donde aseguró el jueves que es partidario de que haya perfiles más “senior” en el partido, y recordó que a él le habría gustado que entrasen en en las listas de abril personas cercanas a él, en una referencia velada a ex dirigentes como la ex ministra Fátima Báñez. El presidente de la Junta no entró a valorar el fichaje de Juan José Cortés como cabeza de lista por Huelva, pero tampoco quiso respaldarlo.

El aludido ha respondido mostrando su disposición a repetir en la candidatura pero no se descarta que Casado, en el marco de la estrategia más sosegada que ha escogido para la nueva campaña electoral, decida finalmente relevarlo. El líder del PP siembre podría esgrimir que Cortés, que se presentó como candidato en la lista del PP por Huelva, no ejerció el ‘efecto tirón’ que se le suponía, además de haber provocado algunos incendios como cuando dijo que Pedro Sánchez quería quitar la prisión permanente revisable y que el presidente en funciones “se sienta a la mesa con asesinos, criminales, violadores, pederastas”.

Ambas pegas se le podrían poner también a la designación de Cayetana Ávarez de Toledo como cartel electoral en Cataluña. El PP obtuvo solo un diputado en esa comunidad tras una campaña en la que no faltaron los altercados. Pero, en este caso, no parece que Casado vaya a prescindir de su número dos en la candidatura por Madrid, Adolfo Suárez Illana, para hacer sitio a la actual portavoz en el Congreso.