Un fallo de motor en el despegue hizo caer al avión militar en el mar Menor

El comandante Melero declaro el estado de emergencia por un fallo de motor antes de la colisión

Un fallo de motor durante la maniobra de despegue ha sido el motivo por el que el avión de instrucción del Ejército del Aire ha caído este miércoles al mar Menor (Murcia) y ha provocado la muerte del profesor y una alumna tras el impacto del aparato, que había sido revisado esta misma mañana. La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles ha informado de la causa del siniestro en declaraciones a los medios durante su visita a la Base de El Goloso (Madrid) este miércoles.

Según Robles, la aeronave hizo el martes un vuelo y este jueves había hecho otro después de una revisión mecánica. “Había funcionado tanto ayer como hoy y se había revisado antes de salir. La prueba es que uno de los vuelos se había hecho”, ha comentado la titular de Defensa.

De acuerdo con los datos preliminares recabados de los mandos del Ejército del Aire, el problema surgió en “la tercera maniobra que hacían de despegue”. “Ha hecho parada de motor y se ha impactado”, ha descrito la ministra.

Los fallecidos son el comandante Daniel Melero Ordóñez, de 50 años y natural de Cádiz, y la alférez alumna de tercer curso Rosa María Almirón Otero, de 20 años y de Lucena (Córdoba).

El avión accidentado es un modelo Enaer T-35C Pillán o Tamiz, que es designado por el Ejército del Aire con la clave E-26 Tamiz, y cuya misión es la de enseñanza de los alumnos de la Academia General del Aire (AGA).

Robles ha hablado con el jefe del Estado Mayor del Ejército del Aire, general Javier Salto, y con otros mandos para recabar información sobre la causa del siniestro, que el Ejército del Aire está investigando más a fondo para conocer todos los detalles Posteriormente, la titular de Defensa ha telefoneado al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y también lo ha hecho con Felipe VI, quien la había llamado para trasladarle sus condolencias por el suceso. Robles también se ha puesto en contacto con las familias del instructor y la alumna alférez para transmitirles su pésame.

El suceso ocurre tres semanas después de que el comandante de vuelo e instructor Francisco Marín falleciera al estrellarse el reactor C-101 que pilotaba sobre aguas de La Manga del mar Menor por causas todavía no aclaradas.

La ministra ha subrayado que estos dos sucesos han causado “mucho dolor y sufrimiento” en las Fuerzas Armadas, a lo que se han añadido los graves daños provocados por las inundaciones que hubo la pasada semana en la Región de Murcia por la gota fría. “Las Fuerzas Armadas siempre tienen la moral muy alta, entra dentro de su profesión, pero en cualquier caso, es muchísimo dolor. Es tremendo”, ha declarado.