¿Una reforma de la Constitución para evitar que sigan produciéndose bloqueos políticos?

La idea la lanzó el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, el pasado mes de julio cuando propuso en una entrevista en RTVE reformar la Constitución, en concreto el artículo 99, para permitir que gobierne la lista más votada si no se llega a un acuerdo para la investidura. Ahora, una vez que los partidos se han mostrado incapaces de romper el bloqueo político y hay que volver a las urnas por cuarta vez en cuatro años, la propuesta vuelve a cobrar sentido.

El actual sistema, dijo en julio el jefe del Ejecutivo en funciones, “no funciona” y “hay que reformarlo”. El líder del PSOE aseguró que propondría a PP, Cs y Unidas Podemos una reforma para garantizar la gobernabilidad y evitar bloqueos. Este miércoles, en una entrevista informal con periodistas en los pasillos del Congreso, la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, Montero ha argumentado algo muy parecido: que el sistema actual está pensado para el bipartidismo por lo que es claramente ineficaz para la pluralidad de formaciones que en estos momentos pueblan el Parlamento. “El Estado de Derecho”, ha dicho, “no tiene herramientas para evitar bloqueos; en su momento propondremos cambiarlo”. Además, ha lamentado que una formación minoritaria tenga capacidad para imponer el bloqueo e impedir la formación de Gobierno.

La ministra ha considerado que “es muy claro el cabreo” que tiene la gente por la repetición electoral, ha llamado a “tomar buena nota de ello” y ha dicho que “una autocrítica es necesaria para todas las formaciones”. Preguntada sobre qué autocrítica debe hacer el PSOE, ha dicho que sería “haber sido incapaces de hacer que Unidas Podemos se sentara a hablar de un programa en primer lugar”. “No tuvimos capacidad de convencerlos, de primero hablar de las políticas y en segundo lugar, en forma complementaria, hablar del reparto de carteras”, ha opinado para añadir que, a su entender, los socialistas hicieron “una oferta irrechazable”.