Álvarez de Toledo reabre la guerra contra Alonso porque, según dice, la llamó ‘extranjera’

Pese a que el líder del PP, Pablo Casado, ha dado por zanjada la polémica desatada por las declaraciones de Cayetana Álvarez de Toledo contra la foralidad vasca y la organización del partido en Euskadi, la portavoz del Grupo Popular en el Congreso ha criticado las acusaciones 'ad hominem' que le han dedicado este fin de semana desde Vitoria y ha replicado a Alonso: "Me sorprende que un antinacionalista acérrimo con Alonso me llame extranjera".

Álvarez de Toledo pudo darse por aludida en la clausura de la Convención política del PP vasco, cuando Alfonso Alonso, en plena polémica con ella, se refirió a la mundial de baloncesto y comentó que él prefería que ganara España, aunque “no tenía nada contra Argentina”. La portavoz, que nació en Madrid pero también tiene nacionalidad argentina, pudo tomar buena nota ahí o escuchando a Federico Jiménez Losantos quien, en su editorial de las 7 de la mañana en esRadio, ha dicho lo siguiente: “El siniestro Alfonso Alonso, además de un mendrugo es un maleducado y el político más fracasado en la historia de la política vasca, llegó a decir que él iba con España aunque respetaba mucho a Argentina, lo decía por el acento de Cayetana. Éste dijo que iba a invitar a Cayetana al País Vasco para que entendiera la raíz de la foralidad. Que por lo visto es algo atávico, como la piedra o el agua subterránea. Será que tú pisas Vitoria y tienes una emulsión de foralidad. Tratan a los españoles como maketos, esto no había pasado nunca en el PP vasco. ¿Estos son los tíos de Pablo Casado?”.

Este lunes, tras el desayuno informativo del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, Álvarez de Toledo ha contestado tajante. “No os estusiasméis. No voy a contestar un millón de preguntas, que ya sé por dónde van todas”, ha advertido primero a los periodistas. Después de que algunos compañeros de partido en el País Vasco la compararan con Sáenz de Santamaría, ha respondido así: “Nunca me había pasado que me habían comparado con Soraya Sáenz de Santamaría, la verdad. Es una novedad dentro de las atribuciones que se me han asignado en los últimos años”.